Cuna de ostras y... de cocineros

Soutomaior celebra la labor de sus hosteleros, en un acto que logró reunir a 130 de los 150 homenajeados junto al emblemático castillo


Vigo / La Voz

La hostelería de Soutomaior tuvo ayer su particular homenaje con un acto de reconocimiento a la labor de los cocineros de este municipio pontevedrés. El evento celebrado en el Castillo logró reunir a 130 cocineros de los 150 homenajeados, un número más que sorprendente teniendo en cuenta que el ayuntamiento apenas supera los 7.200 habitantes. «Temos máis restaurantes por metro cuadrado que en calquera outro sitio», presumió el alcalde Agustín Reguera. Con este «berce de cociñeiros» comenzó la fiesta.

En medio de la tranquilidad de los jardines del castillo de Soutomaior aparecieron un grupo de percusionistas vestidos de cocineros que dieron el toque cómico al encuentro. Fue un interesante grupo que quiso transformar la gastronomía en música, y por poco rivalizan con los homenajeados. Utilizando únicamente instrumentos de cocina simbolizaron la preparación de uno de los manjares más característicos de la zona, el pulpo a la gallega.

Cuando la música cesó, el representante de los hosteleros de Soutomaior, Argentino Aguiar, tuvo unas palabras de recuerdo hacia los primeros cocineros del municipio, que ya no pueden estar ahí, y a las nuevas generaciones que van llegando. «É unha honra ser un hosteleiro deste municipio, o meu desexo é que Soutomaior siga aportando unha boa cociña e excelentes cociñeiros».

La entrega de premios se organizó por barrios. De esta forma se fueron entregando los reconocimientos a los hosteleros de Alxan, Aranza, Arcade, Comboa, Corteilas, Lourido, Montesiña, Moreira, Pedreira, Romaríz y Val Sobral. También hubo galardón para los hosteleros naturales del municipio pero residentes en Madrid, Mallorca, Canarias y A Coruña, por su gran aportación a la difusión de la cocina gallega por España.

El vicepresidente de la Diputación, José Manuel Figueroa, destacó la importancia de la hostelería como símbolo de las Rías Baixas, un sector que emplea a 40.000 personas y supone casi un 12 % del PIB provincial.

En el acto se destacó el valor económico y la defensa de un sistema de trabajo que busca la calidad, diversidad y el máximo aprovechamiento de la cultura propia y la tradición. Como explicó el presidente de la Diputación, Rafael Louzán, el homenaje pretendía reconocer el trabajo de estas personas que han aportado tanto a Galicia y que merecen el mismo reconocimiento que Laxeiro, Virxilio, Colmeiro o Manuel Torres. «Con esta homenaxe faise xustiza a moitos anos de traballo e de sacrificio», concluyó el alcalde del municipio.

El evento, que forma parte de la iniciativa Rías Baixas Territorio Gastronómico, congregó también a los familiares de los homenajeados, que disfrutaron de la gastronomía y el vino.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cuna de ostras y... de cocineros