Patrocinado por

A los inspectores de pesca se les estropean los portátiles

Somos Mar REDACCIÓN/ LA VOZ

PESCA Y MARISQUEO

Inspectores de pesca controlando a un arrastrero en el mar (foto de archivo)
Inspectores de pesca controlando a un arrastrero en el mar (foto de archivo) Apipes

El Gobierno destina 460.000 euros a comprarles 200 ordenadores nuevos con maletines protectores

01 dic 2022 . Actualizado a las 04:50 h.

Son del año 2019 los ordenadores portátiles con los que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación equipó a sus inspectores de pesca. «Continúan en servicio, aunque un notable número de ellos se han deteriorado debido a caídas y corrosiones», atribuidas a las singulares características del medio donde trabajan: «buques con suciedad, presencia permanente de agua salada a bordo, superficies deslizantes no planas, entre otras». Son parte de las razones que llevan al Gobierno a dedicar hasta 460.000 euros a la «renovación total» de esas herramientas de trabajo. En el 2023 y en el 2024, comprará 200, con sus correspondientes maletines protectores, para los 180 inspectores que ahora forman la plantilla de los Servicios de Inspección Pesquera del Estado.

Sigue sin resolver el conflicto laboral que mantienen desde hace más de un año con el ministerio que preside Luis Planas y donde Alicia Villauriz dirige la Secretaría General de Pesca. Desde la Asociación Profesional de Inspectores de Pesca (Apipes) insisten en reclamarle que reconozca que realizan un servicio 24 horas y, en consecuencia, que se lo remunere como establece la legislación.

La Dirección General de Ordenación Pesquera y Acuicultura ha optado por dotarlos de «nuevos portátiles de última generación», los necesarios para conectarse a internet, cubrir el acta electrónica y enviarla telemáticamente o acceder a aplicaciones como la de preavisos o de llegada a puerto o la que permite visualizar posiciones de los buques en tiempo real.

Cumplirá así el ordenamiento jurídico vigente, añade el pliego donde se detallan las características del concurso público que ha convocado para adjudicar ese contrato de suministro. Será el tercero desde el 2013, cuando Pesca compró los 120 portátiles para los inspectores, renovándolos en el 2019, cuando adquirió 200.

«Resistentes a impactos, corrosiones y abrasiones», los nuevos pesarán un máximo de 1,5 kilos, sus baterías durarán un mínimo de 10 horas, contarán con reproductores de vídeos en 3 dimensiones para contar atunes rojos enjaulados y funcionarán en modo inalámbrico, entre otras características técnicas. Cada uno costará un máximo de 2.238 euros, impuestos incluidos. Y en cada maletín protector Pesca invertirá hasta 60,50 euros, porque ha de estar «protegido grente a golpes, salpicaduras y rozaduras», además de disponer de una cremallera principal de bloqueo para seguridad.

Las empresas interesadas podrán presentar ofertas hasta las 10 de la mañana del próximo 29 de diciembre. El anuncio de licitación se publica en el Boletín Oficial del Estado de este 30 de noviembre.

Cerqueros y pesqueros de artes menores atracados en el puerto de Vigo (foto de archivo)

Inspectores de Pesca destacan lo fútil de la ley de control si sigue el conflicto laboral

redacción

El anteproyecto de Ley de Modernización del Control e Inspección y Lucha contra la Pesca Ilegal ha dejado desconcertados a los funcionarios agrupados en la Asociación Profesional de Inspectores de Pesca (Apipes). Resulta que la normativa que ahora ha salido a consultas pretende precisamente «reforzar la figura de estos agentes y demás personal habilitado para el ejercicio de labores de control e inspección» y optimizar su trabajo. Pero eso va a ser difícil, mantiene Apipes, cuando el colectivo mantiene desde hace más de un año un conflicto laboral porque la Administración no reconoce que el que realizan es un servicio 24 horas y se niega a remunerarlo como tal.

Seguir leyendo