Patrocinado por

El Gobierno congela la admisión de proyectos para parques eólicos marinos

Beatriz García Couce
beatriz couce FERROL / LA VOZ

SOMOS MAR

Empresas y entidades alegarán al Plan de Ordenación diseñado para Galicia

26 jun 2021 . Actualizado a las 15:45 h.

El Ministerio de Transición Ecológica ha activado el botón de pausa y ha decidido no aceptar más solicitudes para instalar parques de eólica marina en el país. En una disposición adicional al real decreto por el que se adoptan medidas urgentes en el ámbito de la fiscalidad energética y en materia de generación de energía con el fin de abaratar el recibo de la luz, el departamento de Teresa Ribera ha establecido que «hasta la aprobación de un nuevo marco normativo» no admitirá ni más peticiones de reserva de zona ni tampoco solicitudes de autorización administrativa para granjas marinas.

Detrás de esta decisión del Ejecutivo central se encuentra el hecho de que la normativa actualmente en vigor data del 2007, cuando ni siquiera se daban unas condiciones viables para el desarrollo del sector en España, cuya plataforma continental, con profundidades muy amplias, invalidan prácticamente la posibilidad de instalar parques con sujeciones fijas. En virtud de esas normas, únicamente se permiten recintos de menos de 50 megavatios de potencia. El desarrollo de la tecnología flotante, que está empezando a aplicarse ya en instalaciones marinas, ha cambiado el panorama por completo y ha llevado a distintos promotores a lanzar sus proyectos, como es el caso de los dos parques que ha diseñado Iberdrola al este y oeste de cabo Ortegal.

Sin embargo, atendiendo a las nuevas necesidades del mercado, y ajustado también al proceso de descarbonización de la economía y del mayor auge de las energías renovables, el Ejecutivo ha comenzado a dibujar un nuevo marco de regulación, que ha comenzado por la aprobación de los Planes de Ordenación del Espacio Marítimo (POEM), y la confección de una hoja de ruta. El Ejecutivo entiende que «resulta necesario realizar una reforma estructural de la normativa para la tramitación de instalaciones de generación de energía eólica marina, que tenga igualmente en cuenta la evolución del marco retributivo de las energías renovables y los avances tecnológicos». Hasta el momento, ha registrado solicitudes de reserva de zona por más de 13 gigavatios, «por lo que mientras se desarrolla dicha normativa es necesario evitar que las expectativas de este cambio normativo provoquen un incremento exponencial de las solicitudes, con la consiguiente inseguridad jurídica».