.

«No estoy de acuerdo con la gasolinera de autoservicio»

Empezó a trabajar muy joven como comercial en el campo de los hidrocarburos y estuvo 22 años en la misma empresa, pero llegó la crisis, se quedó sin trabajo y se puso el mundo por montera; hipotecó la herencia de su abuela y creó su propia marca de gasolineras, SBC. Ya tiene cinco y va a por la sexta. Está satisfecha, aunque reconoce que vivía más tranquila cuando cobraba un sueldo fijo.