Hasta que una ráfaga de viento de 40 nudos en medio de una fuerte tormenta de arena dejó encajado al gigante Ever Given -repleto de contenedores fletados por Evergreen- en la parte sur del canal de Suez cuando se dirigía a Róterdam desde la ciudad china de Shezhen, lo habitual es que por esa ruta marítima transitasen diariamente una media de 50 embarcaciones. La carga en contenedores, seguida de los productos petrolíferos, son las principales mercancías que transitan por este paso artificial, uno de los más importantes para el transporte marítimo y para el petróleo procedente del golfo Pérsico.

En el pasado, la circulación por el canal solo se había visto interrumpida por conflictos bélicos y, más recientemente, por el mal tiempo, al que han apuntado en esta ocasión las autoridades egipcias como la causa de que el buque de bandera panameña Ever Given quedara atravesado.

Soñado desde la época faraónica, la obra fue inaugurada en 1869. Conecta el mar Rojo con el Mediterráneo y evita tener que rodear todo el continente africano, con el tiempo, riesgo y costes que ello conlleva. En la actualidad, en torno al 12 % del comercio marítimo global pasa a través del canal y el 25 % de los contenedores, con la particularidad de que muchos de los petroleros que lo atraviesan en ocasiones tienen que descargar el crudo y canalizarlo a través de un oleoducto. Por la vía pasa la mayor parte del petróleo que procede del golfo Pérsico con destino a Europa, así como el crudo de Rusia que se dirige a la India, China u otras países asiáticos. En menor medida, también es una vía de transporte entre la costa este de Estados Unidos y Asia.

Nuevo canal

Las autoridades egipcias inauguraron el denominado nuevo canal de Suez en agosto del 2015. Consistió en una ampliación de la infraestructura ya existente en un tramo de 37 kilómetros y la construcción de uno paralelo de 35 de longitud (del total de 195 kilómetros) para permitir el paso de barcos de más calado y con más tonelaje.

Las dos vías paralelas se sitúan en el tramo norte del canal, entre el mar Mediterráneo y el Gran Lago, mientras que el buque Ever Given se quedó atrapado en el tramo sur, a la altura del kilómetro 151, por lo que no hay un paso alternativo y el acceso desde el mar Rojo está completamente bloqueado.

Los dos principales puertos y centros logísticos se encuentran en Suez (en la entrada sur) y en Port Said, en la ribera mediterránea, donde los barcos atracan y esperan su turno para pasar por el canal en una de las dos direcciones, aunque el tiempo de espera se ha reducido notablemente desde el 2015.

La Autoridad del Canal de Suez ha alardeado de los buenos resultados obtenidos a pesar de la crisis provocada por la pandemia de la covid-19 en el 2020, año en el que la infraestructura registró unos ingresos de 5.610 millones de dólares (4.615 millones de euros).

Un total de 18.829 embarcaciones cruzaron el canal de Suez a lo largo del año pasado, con 1.170 millones de toneladas a bordo, lo que representa un aumento de 51 barcos y 38 millones de toneladas respecto al 2019. A principios de 2021, la entidad gestora destacó «el éxito de las políticas flexibles de comercialización y precios adoptadas» para atraer a nuevos clientes, y anunció que mantendría este año las tarifas del 2020, así como los descuentos e incentivos ofrecidos a algunos tipos de embarcaciones.

Vigilado por el Ejército

El canal de Suez es una de las principales fuentes de divisas para las arcas del Estado egipcio y por ello, además de por su localización geográfica entre África y Asia, tiene una importancia estratégica para el Gobierno y para el Ejército, encargado de su seguridad.

El textil y la automoción gallega se resentirán del atasco en el canal de Suez

e. abuín

Más de 150 cargueros esperan a que se libere el Ever Given para transitar. La autoridad del Canal agradece a EE. UU. la ayuda ofrecida para reestablecer la comunicación

Las arterias del tráfico marítimo mundial tienen cuatro puntos críticos. Dos sin esclusas, como son el estrecho de Malaca y el de Gibraltar, y otros dos en los que hay que regular el paso y pagar peaje: el canal de Panamá y el de Suez. Un problema en cualquiera de ese sistema coronario de las rutas marítimas puede comprometer la buena salud del comercio mundial. Uno de esos pasos, precisamente el más concurrido, el que conecta el mar Mediterráneo y el mar Rojo y por el que discurre por donde discurre el 12 % del comercio mundial, colapsó el martes.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

¿Por qué es importante el bloqueo en el canal de Suez?