Patrocinado por

Galicia sale de la cumbre de pesca con menos merluza, lenguado y abadejo

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

POOL

El sector acusa a la Comisión de falta de sensibilidad en un año complicado

18 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

No salió satisfecho el comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius, por no haber podido meter la tijera en los stocks tanto como hubiera querido. No se colmaron las expectativas de Galicia, por lo contrario, porque se cortó más allá de lo que justificaban los datos científicos. Tampoco el sector pesquero gallego ni el español baten palmas, por el roto que los recortes van a hacer en sus bolsillos. Ni siquiera las organizaciones ambientalistas aceptan un resultado que se aparta del credo conservacionista. Tan solo el ministro español de Agricultura y Pesca, Luis Planas, fue capaz de ver un «resultado satisfactorio» en los acuerdos del Consejo de Ministros en el que los Veintisiete -cautivos todavía de lo que decida el socio que antes hacía el Veintiocho-, fijaron las posibilidades de capturas de especies para el año que viene. Considera que España «ha negociado un buen acuerdo, que combina «la sostenibilidad de los recursos con la rentabilidad económica de la flota» y ha salido airosa de una cumbre que, en eso sí coinciden todos, ha sido larga, difícil y particularmente compleja, al compendiar dos consejos en uno, por más que solo se negociasen 27 de los 146 stocks, puesto que 119 siguen pendientes de cómo resuelven su separación el Reino Unido y la Unión Europea.

Imagen facilitada por la Consellería de Mar que muestra la hora de finalización del Consejo de Ministros de Pesca

No opinó lo mismo la conselleira de Mar gallega. Después de «tantas horas de negociación e tantos intereses en xogo», los resultados son «ben cativos», para Rosa Quintana, que, como el sector, critica la falta de sensibilidad de la Comisión para un sector «esencial» que durante la pandemia «fixo un gran esforzo para abastecer de alimentos de calidade á cidadanía, en ocasións incluso a pesar de non ser rendible».

Según el acuerdo de ayer -alcanzado 22 horas después de la primera propuesta de compromiso de la Presidencia alemana-, Galicia dispondrá el año que viene de un 5% menos de merluza del sur. Podía ser peor. Y eso es con lo que se queda Planas: con que al final no se recortará el 13 % que perseguía Bruselas. Sin embargo, en la partida de mayorías decisivas y minorías de bloqueo que se juega en la cumbre, solo tenían bazas España y Portugal. Y no fueron suficientes para esquivar toda la rebaja de merluza. Caen también las posibilidades para el lenguado, tanto el que se pesca en aguas francesas como el que se captura en el Cantábrico. Igual que la merluza, no se desploman tanto como pretendía la Comisión, pero eso no evita que se disponga de un 7 % menos para lo barcos de altura, y que se recorte para los de litoral un 20% el cupo de una especie de gran importancia económica para Galicia.