Donde el monte se volverá pasto

Medio Rural prevé convertir en praderas 200 hectáreas de tierra abandonada en Ourense. Media docena de concellos de la provincia se que se han apuntado al Plan de Pastoreo de Galicia.


redacción

Conocer los costes de producción es el primer factor necesario para resolver la complicada ecuación de determinar cuál es el precio justo de un alimento.. De ahí que otra de las reclamaciones que estos días se escuchan entre los ganaderos que esta semana salieron a la calle en Galicia para pedir esos precios justos sea la de que la administración les ayude a la hora de reducir costes de producción. Su objetivo: hacer sus explotaciones más eficientes. Para lograrlo han de empezar por resolver un problema como es la falta de terreno. Conseguirlo haría que no fueran tan dependientes del forraje comprado fuera. Eso rebajaría sus costes de producción. Esa vieja petición del sector trata de resolverla el Plan de Pastoreo de Galicia. La medida, aprobada en el consello de la Xunta de la semana pasada, fue desgranada ayer en el concello de Bande por el conselleiro de Medio Rural, José González, quien avanzó que esta iniciativa pretende recuperar para pastos cerca de 200 hectáreas en todo Ourense. Eso solo durante la primera fase de desarrollo del plan. «A Xunta prevé comenzar a executar entre maio e xuño deste ano os primeiros pastos no marco deste plan, seis deles na provincia de Ourense cunha superficie total de actuación de 183 hectáreas», dijo González. Concretamente serán en los concellos de Beariz, Ramirás, Sarreaus, Cualedro, Montederramo y Paderne de Allariz.  En toda la comunidad está prevista la movilización de unas 2.250 hectáreas para pastos. 

La ejecución de estas praderas también es fundamental para alimentar a ganado criado en extensivo, uno de los sectores que están teniendo mayor auge en los concellos del interior de la provincia de Ourense en los últimos tiempos. «Non só se busca recuperar os recursos naturais _añadió el conselleiro_, senón tamén anticiparse aos lumes forestais e garantir a rendabilidade das explotacións agrogandeiras». Además, recordó que este es un plan en el que Medio Rural va de la mano de los ayuntamientos porque son ellos los que hacen sus propias propuestas para recuperar terrenos abandonados, en colaboración con las comunidades de montes.  

Medio Rural aspira a movilizar 320.000 fincas de dueño desconocido

mario beramendi
Osmo,en Ourense, es la primera aldea modelo de Galicia
Osmo,en Ourense, es la primera aldea modelo de Galicia

La futura ley autonómica permitirá que pasen a manos de la Xunta y no del Estado

El impulso al desarrollo rural depende en buena medida de la movilidad de la tierra abandonada, esto es, de las fincas que tienen dueño conocido, y son susceptibles de venderse o de arrendarse. Pero también de todas aquellas parcelas cuyo titular no se sabe quién es. Medio Rural aspira a poder movilizar en los próximos años alrededor de 320.000 fincas de propietario desconocido: una medida clave no solo para la puesta en valor de la tierra, sino para la limpieza de franjas y para la organización de los polígonos agroforestales.

La Xunta ya tiene el respaldo legal para que estas fincas rústicas, que antes pasaban a manos del Estado una vez acabada la investigación sobre la propiedad, puedan ir ahora a parar a la comunidad autónoma, a su banco público de tierras.

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Donde el monte se volverá pasto