Quesos de Vilalba para el papa

Juan Pablo Alonso, sacerdote de este concello lucense, entregará al pontífice el miércoles dos piezas de San Simón da Costa durante una audiencia privada


VILALBA / LA VOZ

El queso de San Simón da Costa ha conquistado nuevos mercados y muchos paladares en los últimos tiempos. Pero el miércoles tratará de seducir al mismo papa Francisco. Porque representantes de una delegación de fieles de la diócesis de Mondoñedo-Ferrol serán recibidos en audiencia privada por el pontífice, encuentro durante el que le entregarán dos quesos de esta denominación de origen.

El sacerdote Juan Pablo Alonso, miembro de la unidad pastoral de Vilalba, ha sido uno de los impulsores del viaje a Roma, que se inicia mañana. Alonso encuentra plenamente justificado el regalo de los dos quesos, que se completa con una caja de conservas artesanas, elaboradas en Cariño. Para Alonso, «é lóxico levar cousas» ao acto. Cree que tratándose de una expedición organizada desde Vilalba, aunque también van personas de otros lugares de la diócesis de Mondoñedo-Ferrol, no hay duda de la idoneidad de la elección. Por otro lado, las características del queso de San Simón da Costa permiten que ni el viaje, ni los días que tarden en entregárselo, mermen sus cualidades.

En la elección de las conservas algo puede haber pesado la condición de cariñés de Juan Pablo Alonso, que además destaca que se trata de unos productos envasados con todo primor y que así se le mostrará al papa la diversidad de productos de campo y mar que pueden hallarse en el obispado de Mondoñedo-Ferrol: «A nosa diocese é así: agrícola, gandeira e pesqueira; terra e mar», subraya el cura. Tan convencido está Alonso de las excelencias de esos productos y de otros de la comunidad que no duda en decir, con buen humor, que Galicia «é rica en antidepresivos».

Alonso está convencido de que al papa le agradarán los productos. Al acto irá también otro vilabés, el cardenal Antonio María Rouco Varela, que no viajará con el grupo sino que se desplazará directamente desde Madrid. Las sesenta personas que viajan desde Vilalba serán recibidas por el papa en una audiencia pública. Luego se celebrará otra privada, en la que estarán presentes los seis sacerdotes que van en en la expedición, además del cardenal.

Un viaje a Roma no se organiza todos los días. Alonso es consciente de ello, pero considera normal realizarlo: «É un lugar que os cristiáns deben visitar unha vez na vida». Otros son Tierra Santa y los relacionados con la vida y con la actividad de San Pablo. Pero hay algún otro sitio que también puede merecer la pena: Alonso reconoce que «por suposto» no desaprovechará la ocasión para invitar al papa a conocer Vilalba.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Quesos de Vilalba para el papa