Las heladas y las borrascas retrasaron la plantación de los pimientos de Herbón

La elevada humedad de la tierra en los invernaderos frena a los productores


padrón / la voz

Con o sin pandemia, el campo sigue su curso y, en el caso del cultivo del pimiento de Herbón, llega la época de plantación en los invernaderos. Una temporada más, la firma familiar Evangelina y Gómez, regentada por Antonio Martínez, de 56 años, y su mujer María del Pilar Gómez, de 57, es de las primeras en realizar la plantación. Ayer acabó de plantar el segundo invernadero y le queda por hacerlo en tres más. Aún así, el trabajo va con dos semanas o más días de retraso con respecto al año anterior debido a la elevada humedad que hay en la tierra, hasta el punto de que «ata se enterra un dentro dalgún invernadoiro», explica Antonio Martínez.

Explica que el tiempo de los últimos meses no fue propicio para realizar antes la plantación. Las lluvias de diciembre, las heladas de enero y las últimas semanas lluviosas retrasaron el trabajo a causa «de toda a humidade que hai. Estamos arriscando ao plantar porque temos medo a que as plantas pudran polo pe con todo o mollada que está a terra», añade el productor, cuya firma familiar está adherida a la Denominación de Orixe Protexida (DOP) Pemento de Herbón. «Agora facía falla que viñera tempo bo e seco», cuenta el vecino de Herbón, para que las plantas enraícen en la tierra y comiencen su crecimiento. En este sentido, Antonio Martínez cuenta que a las plantas ya les afectó la humedad en los viveros. «Sufriron bastante e houbo moito que coidar nelas», desde el mes de octubre que están hechos los semilleros, añade.

Aun así, las que están plantadas en los invernaderos tienen un buen tamaño y grosor de tallo.

Temor a que la pandemia afecte a la nueva campaña de producción

Los productores de pimientos de Herbón están deseando que mejore el tiempo para realizar la plantación a cubierto, como ya hizo la marca Evangelina y Gómez, pero también para empezar a trabajar las fincas al aire libre, tal y como aseguran desde la marca padronesa. «Despois vai vir o traballo todo xunto», dicen Antonio Martínez y su mujer Pilar Gómez, en alusión a preparar también los terrenos para la plantación al aire libre.

Si ahora plantaron en invernadero con temor a que la humedad afecte a las plantas, también lo hacen con la incertidumbre de como será la campaña una vez que llegue la época de recolección y venta, teniendo en cuenta las restricciones de la pandemia que condicionaron la temporada anterior. En su caso reconocen que tuvieron que buscar nuevos clientes, sobre todo en la provincia de Pontevedra, para compensar la pérdida de ventas en sectores como la hostelería o en mercados de proximidad.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Las heladas y las borrascas retrasaron la plantación de los pimientos de Herbón