La cuadrilla, eje de la prevención contra el coronavirus entre los temporeros

Los ministerios de Sanidad y Agricultura presentan una guía para frenar los contagios entre estos trabajadores.


redacción

Aunque el número de temporeros requeridos en el campo gallego para realizar labores como la recogida del arándano o la vendimia nada tiene que ver con la cantidad de trabajadores que llegan cada temporada al Levante español o a Andalucía, la guía para la prevención y control del coronavirus en las explotaciones agrícolas que contraten temporeros, presentada este lunes a las comunidades por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, deja huella en Galicia. Los consejos que ofrece abarcan desde los relacionados con el transporte o el alojamiento. Y la cuadrilla, «como un grupo de trabajo estable», ha de ser el eje principal sobre el que las explotaciones deberán hacer girar su plan de prevención. 

La idea es que, como apunta el Ministerio de Sanidad en un comunicado, las explotaciones adapten sus respectivos planes de prevención para limitar las cadenas de contacto en la granja. De ahí que las cuadrillas no deban mezclarse entre ellas, mientras que los miembros de cada una han de mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros entre ellos en la medida de lo que puedan. Esa misma distancia es la que deberán mantener cuando viajan en un vehículo, además de llevar mascarilla, al menos en el caso de Galicia donde esta es obligatoria. 

Cuando el vehículo es de empresa tiene que garantizar la limpieza del coche y disponer de productos de higiene de manos, papel de un solo uso y un lugar donde dejar los deshechos.

La empresa también debe de registrar el nombre, DNI y lugar de viaje de las personas que en los últimos 14 días hubieran viajado fuera de la comunidad.  

Las actividades laborales deberán se planificarse para que los trabajadores puedan mantener la distancia en tareas como la carga y descarga de productos o mientras están operando en su puesto de trabajo. 

Cuando una persona presente algún indicio de enfermedad (tos, fiebre o dificultad para respirar) no deberá ir a la explotación hasta que se confirme que no está enfermo.  Al mismo tiempo debe de ser el servicio de prevención de riesgos laborales el encargado de realizar el informe que acredite la indicación de incapacidad  temporal para facilitar el trabajo a los servicios de atención primaria. En el caso de que tenga coronavirus, el resto  de miembros de su cuadrilla tendrán que mantener la cuarentena.    

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

La cuadrilla, eje de la prevención contra el coronavirus entre los temporeros