El Pan Galego ya tiene su propia Indicación Xeográfica

Las primeras barras certificadas empezarán a venderse en marzo


redacción / la voz

Más de veinte años llevan los panaderos gallegos trabajando para conseguir una marca que acredite la calidad y el origen de sus productos. Y, sobre todo, que ponga fin al fraude que se produce en la comunidad, «aquí estase vendendo como pan galego o que ven de Valencia ou Madrid», explica Marcial Grela, presidente de la Asociación Provincial de Forneiros Artesáns (Aprofan). Todo su trabajo se vio ayer recompensado con la publicación en el diario oficial de la Unión Europea (DOUE) de la inscripción definitiva de la Indicación Xeográfica Protexida Pan Galego en el registro comunitario. Los panaderos calculan que en marzo llegarán a las panaderías las primeras barras, bollas y hogazas envasadas individualmente y con una contraetiqueta que acreditará que son Pan Galego de verdad.

Explican desde Medio Rural que este paso es el final de un largo camino emprendido por los panaderos gallegos, organizados a través de la Federación Galega de Panaderías (Fegapan). Fueron ellos los que vieron necesario la creación de este sello para facilitar al consumidor la identificación en el mercado del autentico pan gallego. La consellería también considera que esta nueva indicación supone una oportunidad para proteger y poner en valor este producto tan típico de la gastronomía gallega, conservando así las características típicas y las materias primas de la comunidad.

«Eu creo que vai haber un antes e un despois desto nas panaderías galegas», asegura Grela. Y es que sostiene que nuestros panes «teñen fama de ser os mellores do mundo, pero agora estase vendendo en Madrid pan conxelado que nada ter que ver co noso coma se fose pan galego», añade. Con este fraude quieren acabar los panaderos gallegos gracias a la nueva indicación geográfica. Ahora se abre el plazo para que todas aquellas panaderías, molineros y productores de trigo que estén interesados se apunten a formar parte de este nuevo marchamo de calidad. «En toda Galicia hai panaderías interesadas. Porque nós non podemos competir en prezo, pero si en calidade», añade.

La nueva indicación geográfica cuenta ya con un reglamento, que entrará en vigor dentro de 20 días, en el que se establecen las características que debe tener el producto que se elaborará al amparo de este sello. Debe ser un pan de corteza dura, miga esponjosa y alveolado abundante e irregular, que se elabore de forma artesanal con harina de trigo blando. El reglamento también establece que podrán acogerse a esta indicación panaderías de toda Galicia. Y que se pueden elaborar a su amparo cuatro tipo de piezas: el bollo u hogaza, la rosca, la bolla o torta y la barra. De todas ellas detalla los rangos de peso que pueden tener y las características de la corteza y la miga, así como el aroma y sabor del producto. «A súa elaboración caracterízase pola utilización de masa nai e dunha elevada cantidade de auga, así como polos longos tempos de fermentación e cocción, esta última sempre en fornos con soleira de pedra ou outros materiais refractorios», explican en la consellería.

Los panaderos argumentan que esta nueva IXP tendrá también su repercusión en el campo. Y es una parte de las harinas que se empleen en la utilización de este producto, al menos el 25 %, debe proceder de trigos cultivados en Galicia, pertenecientes a variedades y ecotipos autóctonos. «É unha boa noticia porque tira un pouco máis do sector agrario», asegura Manolo da Cunha, productor de trigo que apostó por esta indicación. «·Isto abre tamén portas ao campo porque se agora mesmo todas as panaderías empezamos a facer pan galego, o trigo non chegará a nada», añade Grela. Por eso confía en que esta medida suponga también un impulso para este tipo de cultivos.

;
Y tú, ¿lo sabes todo sobre el pan? Los gallegos no nos tomamos el pan en broma, buena prueba de ello es la nueva cátedra universitaria que va a poner en marcha la USC. Hoy averiguamos el secreto de un buen pan y hacemos una cata en la calle para ver si la gente lo reconoce

En un plazo de veinte días entrará en vigor el reglamento, pero los panaderos calculan que no será hasta principios de marzo que lleguen al mercado las primeras piezas certificadas. A partir de entonces, el Pan Galego llegará a los consumidores en envases individuales que deberán incluir una contraetiqueta que garantizará que ese producto cumple con todas las exigencias de esta indicación geográfica. También llevarán el sello y logotipo de Pan Galego.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
5 votos
Comentarios

El Pan Galego ya tiene su propia Indicación Xeográfica