La manzana que muerde Inditex viene de San Sadurniño

Un fruticultor de Naraío ha vendido casi toda su producción ecológica para el comedor de la compañía en Arteixo

Manzana de la variedad reineta de gardar, en la plantación ecológica de Manuel Varela, en Naraío (San Sadurniño).
Manzana de la variedad reineta de gardar, en la plantación ecológica de Manuel Varela, en Naraío (San Sadurniño).

san sadurniño / la voz

Si las lechugas, la rúcula y otras verduras de temporada que se degustan en el comedor de Inditex en Arteixo se cultivan en Neda, en el terreno de Bárbara Rivera -vende bajo la marca Agronuquel-, al menos parte de la fruta que se sirve crece en una pequeña finca de Naraío, en San Sadurniño. Producto ecológico y de proximidad. Estas parecen ser las directrices de los responsables de elegir la alimentación de la plantilla de la multinacional.

Manuel Varela lleva cerca de ocho años con la plantación de fruta de variedades «antigas», término que prefiere al de autóctonas, y desde 2017 cuenta con la certificación del Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia (CRAEGA), que acredita «un sistema de produción respectuoso co medio ambiente, que conserva a fertilidade do chan, utiliza de xeito óptimo os recursos e non usa produtos químicos de síntese».

Para este fruticultor de Naraío, la producción y el consumo de alimentos ecológicos y de cercanía «é unha cuestión medioambiental, de saúde e tamén económica». Inditex se ha convertido en su principal cliente: «A plantación é pequena e dos 600 quilos de froita que obtivemos ao mellor compraron 500 ou máis». De San Sadurniño han salido varias cajas de manzanas, de distintas variedades: «Bicuda, sangue de touro, reineta de tarde, da sega, de san Bieito e tabardilla; algo de pera urraca e collóns de frade».

Varela no vive del campo, «pero aquí sempre houbo esa inquedanza, deuse ben a froita e creo que ten futuro». Su empeño como concejal de Desenvolvemento Local de San Sadurniño radica en «que se anime máis xente á produción ecolóxica». E incide en la importancia de que, no solo otras empresas, sino la Administración autonómica, emulen a Inditex e incorporen a sus servicios de cocina los productos locales. «É unha teima que temos, a Xunta ten milleiros de comensais diarios nos hospitais e nos centros de ensino, e desde aí poderíase apoiar de verdade ao rural galego», abunda. Con tesón va logrando dar pasos y ya hay dos colegios de la comarca de Ferrolterra dispuestos a introducir en su menú la fruta de Naraío. La comercialización representa uno de los obstáculos para quienes aspiran a emprender en el campo. La mayoría de los productores se centran en las ferias y los mercados locales, pequeñas tiendas y grupos de consumo. En Ferrolterra, Eume y Ortegal hay 31 operadores certificados por el CRAEGA, de fruta, huerta, leche o carne. Este ha sido un buen año para la producción de manzana.

Los menús de los centros de Inditex: razas autóctonas y verduras ecológicas

TANIA TABOADA

La firma elige a productores gallegos para las comidas que se sirven en sus instalaciones

Partiendo de la idea de que ser sostenible no es más caro, Inditex apuesta para la elaboración de los menús en sus comedores laborales por productos de temporada local, naturales, sin procesados y ecológicos 100 %. De hecho, el grado de implantación del producto local ya alcanza una media anual del 70 %, llegando al 90 % entre mayo y noviembre, temporada en la que la huerta gallega es más prolífica. La multinacional ha firmado diferentes acuerdos con productores ecológicos y estas son algunas de las empresas gallegas en las que ha confiado el gigante para poner en marcha su comedores laborales slow food.

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
4 votos
Comentarios

La manzana que muerde Inditex viene de San Sadurniño