«No logramos un modelo que valore al sector lácteo como se merece»

La entidad celebra hoy el Día Internacional Lácteo destacando el potencial de la leche como alimento


Redacción / La voz

La Federación de Industrias lácteas (Fenil) aprovecha hoy la celebración del Día Internacional Lácteo para reivindicar la importancia del sector ganadero en la fijación de población en el rural y para destacar el valor que la leche aporta a una dieta saludable. El problema sigue siendo el de siempre, el precio. «No encontramos un modelo que valore al sector lácteo como se merece», explica el director de la entidad, Luis Calabozo.

-Su teoría es que el sector lácteo es que el más contribuye a fijar población en el campo.

-La ganadería y, en general, todo el sector lácteo. El Día Internacional Lácteo es un día que apostamos por comunicar todas las actividades de exaltación y puesta en valor de nuestros productos. Y destacamos tres aspectos. El primero, que este sector aporta a la sociedad un alimento con nutrientes de alto valor biológico y que, además, es accesible para toda la sociedad. Es también fundamental para una alimentación sana. Ante los ataques que puede haber a la leche, decimos que en un producto lácteo se juntan una serie de nutrientes que tienen un valor mucho más alto que si los consumiéramos individualmente. No solo son buenos todos los nutrientes de la leche, sino que juntos tienen más cualidades. El segundo aspecto que destacamos es que la leche está siendo proactiva y contribuye a una dieta sostenible. Se cuestiona la sostenibilidad de los productos de producción animal pero los últimos estudios demuestran que estamos aportando nutrientes que, fuera de la producción animal, serían imposibles de conseguir de manera sostenible. Contribuimos a 15 de las 17 normas del desarrollo sostenible.

Y el tercer aspecto que destacamos es que el sector lácteo es que el más contribuye a fijar población en esa España que se está vaciando. Haciendo un análisis y poniendo sobre el mapa de España todos los establecimientos que se dedican a la transformación de leche nos encontramos con más de 2.100 a lo largo de toda la geografía española. Pero es que, además, gracias a esas rutas de recogida de la leche hay conectividad. Las rutas salen todos los días, o cada dos días, y son un servicio formal o de información, de conexión de toda esa España rural. Este sector, desde el punto de vista de la producción primaria, junto con la industria diseminada a lo largo del territorio, es un sector por el que debe apostar la sociedad. Es un sector básico, que va más allá de los grandes indicadores económicos.

Este sector, desde el punto de vista de la producción primaria, junto con la industria diseminada a lo largo del territorio, es un sector por el que debe apostar la sociedad. Es un sector básico, que va más allá de los grandes indicadores económicos.

-La industria está apostando por leches de calidad, de pastoreo ¿tienen los ganaderos problemas para encontrar tierras?

-Según el observatorio de innovación alimentaria, el sector lácteo es el que más referencias nuevas sacaba de España. Siempre estuvimos a la cabeza porque había que darle una vuelta a nuestro producto. Por fortuna, ahora todo lo que se hace en España se hace con leche española porque nuestros ganaderos han recogido el guante y creen en este sector a pesar de los márgenes económicos tan pequeños. Y aquí estamos con el problema de siempre, que es que el sector de la distribución no pone el valor en el precio. Siempre el sector lácteo quiere darle al consumidor lo que está buscando, como la leche de pastoreo ahora u otros productos que buscan el bienestar animal. Pero hay que aportar también alternativas que demuestren al sector que esos productos van a ser mejor valorados. Ahora hay una apuestas por la leche ecológica y el consumidor reconoce el valor de ese producto y la distribución colabora. Pero tienen que pasar unos años de transición para que la disposición de ese tipo de leche sea toda la que se pide porque hay que ampliar explotaciones, buscar tierras...

-Vamos que el ganadero tiene que ver que toda esa inversión que va a hacer va a ser rentable.

-Estaría bien que se equilibraran los costes con el precio. Que el precio que aportan esos productos sea capaz de incentivar esos cambios en los ganaderos y en la industria.

Las leches de pastoreo o que buscan el bienestar animal deben ser bien valoradas por la distribución, que el precio que aportan sea capaz de incentivar los cambios en la ganadería y la industria

-Precisamente por esos bajos precios ¿los ganaderos están abandonando la producción de leche para pasarse a la carne?

-Hay una tendencia, que no solo se está produciendo en Galicia sino también en Europa, que es que actualmente se está produciendo más leche con menos explotaciones. Ya no es una ganadería de subsistencia, sino que las granjas ahora tiene un determinado nivel de producción. Hay una tendencia a concentrar explotaciones y a dimensionarlas de tal forma que permitan empleo y una vida más acorde con alternativas que den rentabilidad económica. Este es un fenómeno más allá del precio. En Galicia hay un ritmo de abandonos más elevado, son explotaciones que se van abandonando a medida que sus propietarios van cumpliendo años, aunque hay casos en que los jóvenes asumen su herencia y reemprende la actividad. Son gente con tradición, que son capaces de encontrar rentabilidad en este sector. En cuanto a cambiarlo por la carne, el precio del vacuno en Europa no vive su mejor momento. No creo yo que se abandone por la carne, aunque sí por otras actividades agrícolas.

El precio del vacuno en Europa no vive su mejor momento. No creo yo que se abandone por la carne, aunque sí por otras actividades agrícolas

-Hablemos del precio de la leche

-Llevamos tres años en que el precio medio está a 59 céntimos, independientemente de las oscilaciones. En los dos últimos años ese precio se está recuperando. Pero acostumbramos a la distribución a usar el sector lácteo para atraer consumidores y nos estamos convirtiendo en un sector en el que no hay margen para la distribución, para la industria y para el productor primario. Y cuando tratamos de recuperar ese valor, alguna parte de la cadena se resiente. La sociedad está reconociendo al sector lácteo gracias a la interprofesional y a las campañas que estamos haciendo. El sector ha hecho sus deberes, pero no logramos un modelo que valore al sector lácteo como se merece. El mayor problema que tiene este sector es que necesitamos un convenio para crear valor y que la distribución nos valore, que el consumidor valore el producto. No es normal que en Francia el precio medio sea de 75 céntimos y aquí de 59. Solo con esa diferencia de margen generaríamos suficiente capital para invertir en las explotaciones y en los mercados. Esta explotación actual no genera capital para mejorar el sector.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
3 votos
Comentarios

«No logramos un modelo que valore al sector lácteo como se merece»