Cuando el océano congeló la Tierra

Un estudio desvela la causa que originó el Último Máximo Glacial hace unos 20.000 años


Redacción / la voz

El clima global es el resultado de la interacción entre el océano y la atmósfera. Un buen ejemplo de esta estrecha relación se encuentra en el Pacífico ecuatorial, donde se desarrolla El Niño, un fenómeno de acoplamiento entre océano y atmósfera que tiene repercusiones a escala mundial. Los mares de la Tierra desempeñan un papel fundamental en la distribución del dióxido de carbono, principal gas de efecto invernadero. A lo largo de la historia ha absorbido y emitido mayor cantidad, alterando el clima del planeta de manera significativa. La revista Nature Geoscience acaba de publicar un artículo en el que menciona la causa que originó el Último Máximo Glacial (LGM, por sus siglas en inglés) hace unos 20.000 años. «Fue una época de niveles de CO2 mucho más bajos, con una temperatura global menor y niveles más bajos del mar», apunta Jimin Yu, de la Universidad de Australia y autor principal del artículo.

Utilizando sedimentos marinos, los investigadores crearon un mapa que muestra las condiciones del Atlántico en el Último Máximo Glacial, y que revela un nuevo modelo de circulación de agua profunda. «Descubrimos que las aguas profundas del Pacífico, ricas en carbono, se extendían hacia el norte hasta unos 20 grados sur en el Atlántico austral, a una profundidad de entre tres y cuatro kilómetros durante el Último Máximo Glacial», sostiene Yu. «Esto pudo haber contribuido de manera crítica a la disminución del dióxido de carbono atmosférico, ayudando así a iniciar el máximo glacial. Este estudio sugiere que cuando las aguas cambiaron durante la LGM el carbono se almacenó en las profundidades del océano, bajando los niveles atmosféricos», añade.

El Último Máximo Glacial fue unas de las etapas más gélidas de la historia reciente de la Tierra, y su configuración era muy diferente a la actual. El hielo se extendió desde el Polo Norte hasta cubrir buena parte de Europa, y el nivel del mar era 40 metros más bajo.

La ciencia vuelve a demostrar que mirar al pasado permite entender el presente y prever el futuro. La lección que se puede extraer de este viaje en el tiempo es el papel determinante que ejerce el dióxido de carbono, el gas que está aumentando como consecuencia de la actividad humana y alterando el sistema climático.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Cuando el océano congeló la Tierra