El ciclón Cristóbal hace historia en el Atlántico

Desde que existen registros nunca se habían formado tres tormentas tropicales a estas alturas del año


El pasado 1 de junio arrancó oficialmente la temporada de huracanes en el Atlántico. Aunque extraoficialmente ya comenzó hace un par de semanas porque en el mes de mayo se formaron las tormentas Arthur y Bertha. Estos dos sistemas de bajas presiones tropicales que aparecieron antes de lo previsto parecían confirmar lo que muchos científicos llevan meses advirtiendo: la época de ciclones en el vecino océano será muy activa debido a las anomalías térmicas positivas de la temperatura del agua.

El lunes pasado, el Centro Nacional de Huracanes nombró la tercera tormenta tropical, Cristóbal. Desde que hay registros nunca se habían formado tres a estas alturas del año. Cristóbal está situado en estos momentos en el suroeste del Golfo de México, donde el agua está más cálida de lo habitual y la evaporación ejerce de combustible para aumentar su capacidad para generar lluvia. De hecho, la tormenta ya está dejando precipitaciones torrenciales en el sur de México y América Central.

Cristóbal se está desplazando muy lentamente y los modelos meteorológicos apuestan a que seguirá una trayectoria hacia el norte. Si se confirma, a comienzos de la próxima semana podría impactar en la costa de Estados Unidos.

Lo cierto es que la incertidumbre sobre su evolución es máxima. Entre los escenarios posibles se contempla la opción de que se deshaga en la costa mexicana pero también que tras una serie de movimientos entre tierra y mar se acabe transformando en una nueva tormenta tropical, que sería Dolly.

La Agencia Nacional del Océano y la Atmósfera de Estados Unidos acaba de actualizar su previsión para los próximos meses. La NOAA predice que hasta el 30 de noviembre podrían desarrollarse 19 tormentas tropicales con nombre, de las cuales seis tendrían la capacidad de convertirse en huracanes mayores, es decir, con una categoría 3 o superior. Por si Estados Unidos no tuviese suficiente con la pandemia del covid-19 y las recientes revueltas contra el racismo, otro letal enemigo llama a las puertas del país. Galicia debe permanecer vigilante frente a tanta actividad ciclónica.

Una anomalía en el Atlántico podría desarrollar huracanes cerca de Galicia

Xavier Fonseca
Huracán Ophelia, que afectó a Galicia en octubre del 2017
Huracán Ophelia, que afectó a Galicia en octubre del 2017

La temperatura del océano al suroeste de la Península es la más elevada de los últimos veinte años

La temperatura del océano Atlántico varía en un ciclo irregular que se conoce como Oscilación Multidecadal Atlántica (AMO). Aproximadamente cada cuarenta años cambia de fase, de positiva a negativa y viceversa. Esto define si el agua está más cálida o fría de lo normal. «Actualmente estamos en la etapa positiva, pero debido al calentamiento global el período final de esta fase está siendo más anómalo de lo que suele ser habitual. Es decir, la temperatura en algunas zonas del Atlántico alcanza, en estos momentos, el valor más elevado de las últimas dos décadas. Lo que estamos viendo es que dentro de este ciclo natural, el cambio climático está intensificando el calentamiento», reconoce J.J. González Alemán, investigador en la física de la atmósfera.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El ciclón Cristóbal hace historia en el Atlántico