Lugo roza los cien mil: 99.638 habitantes

Suso Varela Pérez
Suso Varela LUGO / LA VOZ

SOCIEDAD

ALBERTO LÓPEZ

La ciudad sostiene a una provincia en sangría demográfica: 1.713 lucenses menos en un año

22 abr 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La crisis del coronavirus ha cogido a la ciudad de Lugo en pleno proceso de expansión económico, social y demográfico. A día de ayer en la capital provincial había empadronados 99.638 personas —todo un récord en la historia de la urbe bimilenaria— y a solo 362 vecinos de llegar a la cifra mágica de cien mil habitantes que persigue desde el inicio de mandato el gobierno local de Lara Méndez.

La evolución de los últimos años ha sido de constante crecimiento, siendo Lugo un polo de atracción tanto de población del resto de municipios de la provincia como de extranjeros, que en un amplio porcentaje se habían marchado en la crisis financiera de la pasada década. Por ejemplo, a 1 de enero del 2019 el INE registraba una población de 98.276 habitantes y en menos de 16 meses Lugo ya alcanzó los 99.638. Con esta progresión demográfica el ayuntamiento podría terminar el 2020 en los 100.000 censados. Pero el coronavirus puede detener esta progresión.

¿Parón con la crisis?

¿Se irán los extranjeros de la ciudad y habrá regreso al rural lucense? Ya se sabe que superar los 100.000 habitantes supone un plus económico y político para la ciudad, que no vendría mal ante la crisis económica que se avecina por culpa del estado de alarma y sus consecuencias. Precisamente por esto, Lugo corre el riesgo de no seguir creciendo si se produce una salida de población extranjera que residente (como ocurrió en la crisis de hace una década), así como el regreso de algunos vecinos a sus municipios de origen, en el rural lucense. Lo que diferencia esta crisis de la anterior es que la del 2020 es más global al estar provocada por una pandemia. El Concello presenta planes y prepara más medidas para evitar la sangría económica, que se complementan con las que ofrezca el Gobierno y la Xunta. ¿Serán capaces de retener la población? Los próximos meses serán claves, pero a nadie se le escapa que una gran cantidad extranjeros trabajan en el sector más castigado por esta crisis, la hostelería, seguido del de la construcción. Y además, en el caso de Lugo, con un peso muy fuerte en el sector servicios. Aunque es un dato provincial, ayer se conoció que el número de extranjeros afiliados a la Seguridad Social había bajado un 0,6 % el pasado marzo, quedando en 5.786 trabajadores foráneos. Y a día de ayer, en la provincia se habían registrado 4.020 ERTE que afectaban a 14.656 lucenses.