Para escapar del coronavirus, límpiame las patitas antes de entrar en casa

Los animales no son transmisores ni se pueden contagiar, pero pueden esparcir el COVID-19 en el domicilio


Lugo / La Voz

Las tiendas de alimentación de animales y los servicios veterinarios permanecen abiertos en plena crisis sanitaria porque son servicios básicos, según explica la Xunta de Galicia. Asimismo, los propietarios sin síntomas pueden sacar a pasear a sus mascotas, de forma individual y en los horarios en los que hay menos gente por la calle. El personal de los centros de acogida continúa acudiendo a los albergues para alimentar y limpiar a los animales.

Limpieza de almohadillas

Aunque los perros no pueden contagiarse ni son transmisores del COVID-19, sí pueden esparcir el virus por casa tras salir de paseo. Por ello hay que llevar a cabo una higiene específica al regresar al domicilio: es necesario limpiar sus almohadillas con agua y jabón o desinfectante para eliminar los posibles restos del virus y evitar así que se puedan esparcir por casa.

Además, los paseos deben ocupar el tiempo mínimo e imprescindible, por lo que deben ser más breves de lo habitual y en los horarios de menor afluencia de gente. Los perros no pueden estar en contacto con otros animales o personas en la calle, Es también recomendable llevar una botella de agua con detergente para echar en las zonas en las que orina el animal.

El Colegio Oficial de Veterinarios de Lugo recuerda que son profesionales sanitarios y que están en primera línea para garantizar la salud y el bienestar animal, así como la seguridad alimentaria. Explican también que es muy necesario recordar que no hay evidencia científica de que «los animales domésticos padezcan ni transmitan el COVID-19» y que tampoco se trata de una zoonisis, por lo que no se transmite de animales a personas.

«Los dueños de mascotas o de explotaciones ganaderas deben contactar con su veterinario ante cualquier problema, y serán los profesionales los que den las indicaciones necesarias», explican desde el colegio.

Los veterinarios continúan manteniendo la seguridad alimentaria a través de controles. Transmiten también un mensaje de ánimo a las protectoras, a las personas que cuidan de las colonias felinas y a los propietarios de mascotas.

Las personas con síntomas deben evitar el contacto físico con sus mascotas y, las que están en cuarentena, deben procurar que una persona sana cuide del animal. De ser esto imposible, para cuidar a la mascota debe usarse mascarilla, desinfectar los utensilios habituales a diario y lavar las manos con frecuencia. Si un perro ha estado en contacto con alguna persona con coronavirus, es necesario contactar telefónicamente con el veterinario antes de llevarlo a la clínica.

Desde la Asociación Galega de Tecores Ategal piden a los ciudadanos que no abandonen animales del compañía puesto que, en esta crisis sanitaria, no suponen un riesgo para las personas. Por ello, exigen a la ciudadanía responsabilidad con las personas, y también con los animales.

El presidente de la entidad, Fernando Rois, recuerda la necesidad de extremar las medidas de higiene, que incluyen la limpieza diaria de las patas y pide a la gente que cuide de sus animales en momentos tan duros.

Desde Ayuda Alimentaria Animalista instan a los ayuntamientos a que cedan instalaciones que estén mínimamente acondicionadas en las que puedan albergarse animales en caso de que haga falta. "Hay que actuar con previsión. Ojalá no suceda pero es importante sacar a la gente de sus errores. Y hacerlo cuanto antes para que no suceda lo que ocurrió en Italia. Es fundamental que movilicemos a toda la gente que está en redes sociales para que estos mensajes se hagan virales y todo el mundo actúe con responsabilidad", explican desde la entidad

¿Quién cuida de los perros de la protectora durante la cuarentena?

María Guntín
Un perro, en la Protectora de Animales y Plantas de Lugo
Un perro, en la Protectora de Animales y Plantas de Lugo

El confinamiento también afecta a los más de 200 perros: se impide la entrada de los voluntarios y no hay adopciones

El coronavirus afecta indirectamente a los más de 200 perros de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Lugo. El albergue ha cerrado al público, no se permite la entrada de los voluntarios y a él tan solo pueden acuden siete trabajadores, que se hacen cargo de todos los animales.

Desde que se declaró la cuarentena ya no se permiten las adopciones, con excepción de las que hayan sido concertadas hace semanas y para las que previamente hay que pedir una cita telefónicamente. Ahora, solo acuden a diario al centro de recogida de animales las siete personas que forman la plantilla de personal de la protectora: dos veterinarios, dos laceros y tres personas más que se encargan de limpiar los caniles y de alimentar a los animales.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Para escapar del coronavirus, límpiame las patitas antes de entrar en casa