«Solo caminar o pasear no es suficiente»

Federico Mallo recuerda que el ejercicio físico, para que tenga efectos positivos sobre la salud, supone esfuerzo


redacción

Para hablar de obesidad en Galicia, Federico Mallo parafrasea una cita de Groucho Marx. «Partiendo de la nada hemos alcanzado las más altas cotas de miseria».

-¿Tan mal vamos?

-Teníamos unas tasas bajísimas de obesidad infantil y en los últimos años se han triplicado. Probablemente sea porque hemos llegado más tarde a la urbanización y se ha hecho peor. El grado de implantación social del ejercicio físico socialmente organizado es menor aquí que en zonas como Madrid, Cataluña, o el País Vasco.

-Pero la expectativa de vida gallega no es tan mala.

-Es cierto que los gallegos tenemos una expectativa de vida un poquito superior a la media nacional. Nuestra dieta, por ejemplo, forma parte de la dieta del paralelo 40, la zona más templada del hemisferio norte y donde tenemos más capacidad para producir alimentos frescos. Además, tenemos una ruralidad muy amplia, la más importante de España, y eso genera que la actividad física cotidiana de las personas mayores sea mucho mayor de otras zonas más urbanas.

-¿Dijo usted que caminar no es hacer ejercicio?

-El ejercicio físico supone una cierta planificación y, sobre todo, mayor intensidad. Caminar o pasear mientras uno charla es actividad física, pero no es ejercicio. Lo que realmente nos da beneficio es el ejercicio de cierta intensidad, que no nos permita hablar con la persona que tenemos al lado. Tenemos que hacer un esfuerzo, tenemos que sudar. Caminar siempre vale, pero no cuenta como ejercicio ir del ganchete viendo escaparates, pero si uno no puede hacer otra cosa, pues que lo haga.

-Pero si te pones de repente a hacer maratones tampoco es bueno...

-Tiene sus peligros. Pero es que entre una cosa y la otra hay una distancia descomunal. Si nos vamos al origen de la maratón, Filípides corrió a Atenas para informar de que habían ganado una batalla. Se hizo los cuarenta kilómetros y dice la leyenda que llegó y murió.

-¿El ocio es cada vez más sedentario?

-Estamos aleccionando a los niños con las nuevas tecnologías para que tengan un ocio hipersedentario. Estudian ocho horas en el colegio sentados y después llegan a casa y la tecnología de todo tipo exige que también estén sentados. O cambiamos esto y somos conscientes de que quien no cuida al cuerpo no cuida al sujeto, o vamos por mal camino.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Solo caminar o pasear no es suficiente»