«Nos han tratado como héroes»

La investigadora gallega Marisa López Teijón recibe el IG Nobel de Medicina por un dispositivo que permite al feto oír a través de la vagina a partir de las 16 semanas


REDACCIÓN / LA VOZ

Se acabó el mito de hablarle a la barriga. El feto, a las seis semanas de vida y cuando tan solo mide 11 centímetros, ya es capaz de escuchar. Oye y reacciona ante los estímulos del exterior. Y a través de ellos también puede iniciar su aprendizaje. Puede hacerlo, y escuchar música incluso, a través de la vagina de la madre gracias a un dispositivo, denominado Babypod, creado por investigadores del Instituto Marqués de Barcelona. Ahora, el estudio que ha demostrado que esto es posible y el propio aparato han sido galardonados con el IG Nobel de Medicina, los premios Nobel alternativos que concede la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y que reconocen aquellos proyectos científicos que «primero hacen reír a la gente, y luego la hacen pensar».

El equipo español, encabezado por la investigadora gallega Marisa López Teijón, se convirtió en la estrella de la gala de entrega de los premios, que se celebró en la madrugada del jueves en la Universidad de Harvard. Fueron, de hecho, los últimos en acceder al estrado, aclamados por el público. «Fue un auténtico honor. Nos trataron como héroes. No nos dejaban ni hablar porque no paraban de aplaudir y no nos dejaban ni salir de allí. Estaban todos como locos nosotros», explica desde Bostón López-Teijón, que, aunque nació en Villafranca del Bierzo se trasladó a los seis años a Ferrol, luego a A Coruña y más tarde cursó Medicina en la Universidade de Santiago. «Me siento totalmente coruñesa», asegura. No todo fueron reconocimientos, sino que también hubo muchos ofrecimientos.

«Tenemos -dice la directora del Instituto Marqués- solicitudes de inversores de todos los sitios dispuestos a apoyar nuestro dispositivo, que ya se ha convertido en un fenómeno mundial». Babypod recibió hace un mes la autorización como dispositivo médico por parte de la agencia reguladora de medicamentos de Estados Unidos, la FDA, por lo que ya puede comercializare en el país. Pero más aún que el aparato la investigadora lo que realmente valora es el descubrimiento científico por el que descubrieron la audición fetal, un proceso que se inicia a partir de la semana 16, diez antes de lo que hasta entonces se creía. Sus investigaciones en este campo se presentarán hoy ante investigadores del mítico MIT. «Demostramos -dice- que el aprendizaje se puede empezar en el útero».

«Gracias a Babypod -añade- hemos descubierto cómo funciona la audición fetal, que la capacidad fetal de oír comienza cuando el feto solo mide 11 centímetros y que responde igual que los bebés, con el habla y los movimientos». Es cuando el bebé está aprendiendo a comunicarse.

Los IG Nobel, desde fuera, pueden tener un punto de frivolidad. Pero López-Teijón asegura que la realidad es otra. «Solo puedes ser candidato -explica- si has publicado en una revista científica de alto impacto y si estás situado entre los mejores investigadores del mundo en tu campo». Su equipo compitió con 9.000 aspirantes.

Gatos líquidos o cómo caminar llevando un café, otros galardonados

En los IG Nobel, organizados desde hace 27 años por la revista de humor científico Annals of Improbable Research (AIR), también premió a otras sorprendentes investigaciones en distintos campos. Durante la gala hubo mucho humor y, sobre todo, muchas sorpresas. Así, entre los que más admiración causó fue el IG Nobel de Biología, que se llevó a un equipo de investigadores brasileños y japoneses que descubrieron un insecto con los órganos sexuales cambiados. Inquilino de las cuevas brasileñas, el insecto macho tiene vagina y la hembra pene. Pero para sorpresa del público que llenó el teatro Sanders, la cópula de la pareja dura nada menos que entre 40 y 70 horas.

Sin dejar a un lado los animales, el IG Nobel de Física recayó en un francés que investigó si un gato puede ser líquido o sólido. Sirviéndose de la física de fluidos y tras meter al felino en todo tipo de recipientes -sin causarle el más mínimo daño-, concluyó que el gato de adapta a cualquier envase. También sobre animales versó el galardón de Nutrición. En este caso, los autores han demostrado la existencia en Brasil de un vampiro que se alimenta de sangre humana.

El premio de Anatomía reconoció un estudio que responde al por qué los viejos tienen las orejas más grandes. El motivo es que crecen 0,2 milímetros al año. No menos humano fue el IG Nobel de la Paz, que fue para unos investigadores que descubrieron que tocar el didgeridoo -instrumento de viento australiano- reduce la apnea del sueño y, por lo tanto, los ronquidos y las peleas con el compañero de almohada. Para los que les gusta el café, el de Dinámica de Fluidos demostró que caminar de espaldas en la mejor forma de llevar una taza en la mano sin que se derrame el contenido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

«Nos han tratado como héroes»