¿Es Instagram el nuevo gurú de la moda?

victoria alba, s.c. REDACCIÓN/ LA VOZ

SOCIEDAD

JOSH EDELSON | AFP

Las grandes marcas se transforman ante la fugaz exigencia de las redes sociales

21 ago 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

El mundo de la moda siempre ha estado en constante ebullición, pero durante los últimos tres años se han ido produciendo grandes cambios, cambios que hacen alusión a una nueva manera de entender, vivir y llevar moda. En este tiempo varios directores creativos abandonaron las grandes casas de moda y se incorporaron caras poco conocidas [ver gráfico]. Es tal este movimiento que podría hablarse de un efecto en cadena. Pero, ¿se debe a desavenencias, como dicen en los comunicados, o hay algo más? 

De la «fábrica de sueños» a «una caricatura del negocio bancario»

Es fácil imaginarse los beneficios que deben obtener las marcas para que el espectáculo que rodea a la moda sea rentable, pero, ¿ha dejado de ser este mundo una «fábrica de sueños», como lo definió Pedro Mansilla, sociólogo de moda, para ser una «caricatura del negocio bancario»?

Esto ya lo vaticinó una de las analistas de moda más conocidas a nivel mundial, Li Edelkoort, en una entrevista para la revista Dezeen, en la que definió la moda como un sector dedicado a ofrecer ropa y no creatividad. Con ella coincide Mansilla: «La moda ha dejado de ser un negocio más o menos creativo y se ha convertido en una variante del negocio bancario». Él mismo añade que los beneficios que se obligan a alcanzar las grandes casas podrían denominarse como un «poco preocupantes». Sin duda puede ser una de las principales causas por la cual ha habido tal rotación de diseñadores.