Malú: «Estoy en el mejor momento de mi vida»

Unos meses en televisión la han convertido en mito de los preadolescentes


La Voz

Su participación como coach en La Voz le permitió subir varios escalones en una razonable popularidad forjada hasta entonces con cuatro discos en tres años, pero ha sido su presencia en La Voz Kids (y sus audiencias superiores al 20% en sus picos máximos) lo que la ha convertido es una suerte de mito entre los (y sobre todo las) preadolescentes de toda España. Al lado de Malú, la candorosa María Parrado se proclamó, entre lágrimas, ganadora de la edición infantil del programa televisivo; y, también entre lágrimas, pudimos ver el rostro de Malú en la noche de homenaje a la entrañable Iraila: ese día, Malú conquistó el hueco de honor en el espacio de los pósteres de las habitaciones de medio país y desde luego, en las listas de reproducción de los smartphones con fundas de color rosa. Bueno, y en el corazón de mamis cómplices de sus hijas en ese batiburrillo emocional que su música les provoca (y, no nos engañemos, en el de los papis encantados de conocerla). El próximo sábado, María Lucía Sánchez Benítez, Malú (Madrid, 1983) llenará las gradas del Coliseum de A Coruña de críos y crías que cantarán a grito pelado éxitos como Te voy a olvidar o A prueba de ti, himnos de amor, desamor y despecho con los que la ahijada de Paco de Lucía se pasea por los escenarios dentro de su gira Si, un tour que la artista define ?como los de antes? que la está llevando por cincuenta escenarios de la geografía española, y que es también el título de su último disco. No es de extrañar, por tanto, que Malú haya gritado a los cuatro vientos en los últimos tiempos que se encuentra en ?el mejor momento? de su vida». Como, seguramente, le está sucediendo a otros compañeros de viaje televisivo: Melendi acaba de ver premiada su archiconocida hazaña aérea con el bautizo de un avión de Air Europa y Rosario Flores ha cancelado varios conciertos en los próximos meses para ejercer de coach en una edición colombiana de La Voz.

-Nueve discos de estudio, tres recopilatorios y tres álbumes en directo...¿Te lo imaginabas así?

-¡Ufff! Da hasta vértigo pensarlo, aunque estoy totalmente agradecida y feliz de poder seguir en esto tan bonito que es la musica.

-¿Cómo se ven las cosas desde abajo del escenario? ¿Has descubierto algo nuevo de esos locos bajitos?

-¡Ha sido increíble! Es una maravilla poder disfrutar con ellos, de su inocencia y transparencia, son puros, sus energías, sus ganas de aprender y demostrarlo y cómo se dejaban la piel en cada actuación ha sido mágico.

-¿Malú se habría presentado a ?La Voz?? ¿Y a quién habría elegido?

-Sí me hubiera presentado porque lo importante es la voz y las audiciones son totalmente a ciegas, se valora la voz y se juzga por la voz, es una gran plataforma para que te vean, aunque sea una vez. Yo me hubiera ido con... cualquiera de mis compañeros, que son todos grandes artistas y amigos y con todos ellos habríamos formado un gran equipo.

-¿Es verdad que empezaste a cantar para no tener que ir al colegio?

-¡Jajajajaja, sííí! Grabamos Aprendiz y me dijeron que si aquello salía bien iba a tener que dejar de ir a clases y, claro, ¡me pareció maravilloso!

-Empezaste muy jovencita, ¿en qué momento fuiste consciente de lo que estaba pasando?

-Tenía 15 años, estaba en plena adolescencia y no era muy consciente, el impacto más fuerte fue cuando un día estaba con mi madre en el coche y el radio sonó Aprendiz. ¡Nos echamos las dos a llorar!

-En vuestra casa, es raro que alguien no toque algo, cante o se lance a bailar.... ¿Cómo es una celebración familiar?

-¡Imagínate! Uno coge la guitarra, otro el cajón, y ya se forma una buena. La verdad que son muy divertidas y de mucho arte.

-¿Con qué canción disfrutas más sobre el escenario?

-No sabría decirte una en concreto porque hemos creado un show muy dinámico, con sonidos muy eléctricos, y otro de luces, sonido e imagen muy nuevo, en el que se pretende que el público salga con una sonrisa de oreja a oreja, que se olviden de todo y disfruten al máximo.

-¿Cómo a una supersticiosa le pueden dar buena suerte los gatos negros?

-Cuando se nos ha cruzado un gato negro en la carretera siempre ha sido un día de concierto inolvidable, ja, ja.

-¿Por qué sabemos tan poco de Malú? De sus gustos personales, aficiones... ¿Es timidez o es que eres muy reservada?

-Puede ser una mezcla de ambas cosas, soy muuuuy tímida, me da mucha vergüenza hablar de mí. Los animales son una de mi aficiones, por así decirlo, me encanta ir a colaborar a clínicas, con mascoteros solidarios, y estar con mi zoo en casa, es una de mis grandes pasiones.

-¿Quién te ha dado el mejor consejo? ¿Cuál fue?

-Desde pequeña me he criado entre grandes artistas, lo más importante es el respeto por ellos, respetarme a mí misma y ser mi primera juez en mi trabajo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Malú: «Estoy en el mejor momento de mi vida»