Brooklyn, Romeo y Cruz

Los Beckham ya tienen a su tercer retoño


Victoria Beckham dio a luz ayer a su tercer retoño y estoy segura de que en un par de semanas lucirá el palmito de una chica de 16. Así es Victoria. Al pequeño le van a poner Cruz y será una preciosidad, como su padre y su madre. El niño nació por cesárea una semana antes de lo previsto en un hospital madrileño y Victoria, como no podía ser de otra forma, fue atendida por el ginecólogo de la familia real española. «Hemos tenido un niño. Su nombre es Cruz», dijo un radiante y guapísimo David Beckham a las puertas del centro hospitalario. «Es precioso. Está allí ahora con sus hermanos y es muy feliz». Los Beckham ya tenían dos niños, Brooklyn, de cinco años, y Romeo, de dos. «Simplemente es un nombre que nos gustaba. Lo tuvimos difícil esta vez pero se nos ocurrió un nombre que nos encantaba a ambos y nos quedamos con él», explicó Beckham. «Tiene la nariz y los labios de Victoria. Es maravilloso así que estamos muy felices». Un comunicado de la clínica Ruber Internacional dijo que Cruz nació tras una operación de media hora sin complicaciones, y que pesó 3.220 gramos. David dijo que tanto la madre como el niño se encontraban bien, aunque Cruz podría quedarse en el hospital unos días más. Al ser consultado por los periodistas sobre si el niño jugaría algún día al fútbol en la selección española o en la inglesa, Beckham contestó que «ha nacido aquí, pero veremos. Inglaterra será la opción preferida, pero nunca se sabe».Si a los Beckham les sonríe la vida, al príncipe Enrique le da la espalda. A sus 20 años y semanas después de quitarle el sueño a su padre al acudir a una fiesta de disfraces vestido de nazi, ha roto con su amiga Chelsy Davy. Dicen los rotativos sensacionalistas británicos que la relación se murió por presiones de la familia real. Chelsy, que está «hecha polvo», según la prensa, ha comenzado a beber, fuma sin cesar y se pasa el tiempo llorando.El presidente de EE.UU., George W. Bush, no desea agasajar en la Casa Blanca a la futura esposa de Carlos de Inglaterra por tratarse de una divorciada, según el dominical británico Sunday Mirror. El desaire llega antes de que Carlos y Camilla viajen por EE.UU.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Brooklyn, Romeo y Cruz