Salto a la red


La política sigue sus propios tiempos. Aunque falta más de un año para las municipales, ya estamos metidos de lleno en la precampaña. Por si la coyuntura preelectoral todavía no estaba clara, la convulsa actualidad política de esta semana en Santiago se antoja más que suficiente para tumbar del guindo a los más ingenuos. Repasen la sucesión de actuaciones, declaraciones y valoraciones. Ahí los tienen, aplicados en alimentar una hemeroteca que siempre deparará una lectura cruel en el futuro, cuando voten los ciudadanos, se diluyan las prisas y muden los enfoques.

Pero también en esto de los prolegómenos electorales los códigos también han cambiado de forma radical en los últimos años. Y el nuevo paradigma no beneficia al político, expuesto al salto al vacío que impone la inmediatez de las redes sociales, ávidas de gestos e interpretaciones instantáneas. Los asesores de John Fitzgerald Kennedy que en aquel primer debate televisado de la historia entre dos candidatos, hace casi 58 años, manipularon el aire acondicionado del plató para estimular la sudoración de Richard Nixon podrían ser tratados hoy como caballeros a la vista del lenguaje cainita que se ventila en las redes.

La contienda se agitará más y más a medida que se acerquen los comicios. Y la agenda de los asuntos que importan a la ciudad quedará relegada por el chascarrillo y el discurso hueco. Por cierto, Nixon salió triunfador de aquel debate entre quienes lo escucharon por la radio, pero los brillos de ese maldito sudor le hicieron perderlo entre la audiencia televisiva. Hoy Nixon tendría sus opciones a golpe de clic. Hasta en alpargatas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Salto a la red