Alcaldes en contraste

PONTEVEDRA

Lores y Tino Fernández, esta semana en la sede del Consejo de Europa, en Estrasburgo
Lores y Tino Fernández, esta semana en la sede del Consejo de Europa, en Estrasburgo JOAQUÍN BARREIRO

Mientras Fernández Lores continúa su apostolado para vaciar las ciudades de tráfico, González Formoso atrae a Ence y otros inversores para generar 1.300 empleos

03 jul 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

La semana nos ha dejado un contraste rotundo entre dos modos de entender la responsabilidad de ser alcalde y de defender la creación de oportunidades entre sus convecinos. Una comparación entre dos regidores que son, además, referentes de sus respectivos partidos políticos. Mientras el pontevedrés, Miguel Anxo Fernández Lores acudía a un nuevo foro internacional, esta vez en el Parlamento Europeo, a ejercer apostolado de vaciar las ciudades de coches; su colega de As Pontes de García Rodríguez, Valentín González Formoso, se empeñaba hasta las trancas en atraer y dar facilidades a empresas como Ence y colaborar con la Xunta para atraer inversiones industriales a su concello, que van a crear del orden de 1.300 empleos en una comarca tan castigada como Ferrolterra.

La comparación tiene que ver con el cómo entienden dos alcaldes de izquierdas el papel a desarrollar en el ejercicio de su cargo público, para impulsar que surjan oportunidades de crecimiento en sus respectivos municipios. Si el contraste entre Lores y Formoso es acentuadísimo, ya qué decir del que resulta de comparar al alcalde de As Pontes con su compañero de partido y portavoz municipal socialista en Pontevedra. El seguidismo de Tino Fernández, vicealcalde por la gracia del pacto de legislatura con el BNG que le procura un sueldo anual de 60.000 euros brutos, ha sido criticado hasta por el propio Formoso quien decía esta semana en unas declaraciones que el PSOE en Pontevedra tiene que dejar de ser «comparsa» y pasar a liderar una alternativa de gobierno municipal. No olvidemos que González Formoso es el actual secretario general del PSOE gallego y quien tendrá mucho que decir sobre el póster electoral que se presente en cada concello.

Papel tisú

Mientras Lores sigue conjurado en cerrar más calles al tráfico, imponer velocidad 10 kilómetros por hora y convertir Pontevedra en un parque temático de bolardos, terrazas, plataformas únicas y vías peatonalizadas, aunque suponga complicar sobremanera la actividad económica; Formoso tiene súper claro que no se puede criminalizar al sector industrial y que el rescate de Ferrolterra pasa necesariamente por abrir las puertas y atraer a las nuevas inversiones que traerán emprendimientos que generarán centenares de puestos de trabajo directos e indirectos.