«Somos un servicio de urgencias, pero en la práctica somos un desatascador»

Dos médicos y dos enfermeros que trabajan en PACs del área sanitaria relatan el deterioro asistencial


pontevedra / la voz

En el ámbito sanitario son los protagonistas del verano muy a su pesar. El personal de las urgencias extrahospitalarias de Galicia, los llamados puntos de atención continuada (PAC), protagonizó una huelga de más de medio año para reclamar al Sergas mejores condiciones laborales y más medios humanos y materiales. Concluido el paro, esos médicos y enfermeros siguen en el foco debido a la sobrecarga asistencial que se vive en muchos PACs del área. La falta de facultativos en las listas de contratación y de voluntarios llevó a la Administración a hacer obligatorias guardias que estaban sin cubrir. Conciliar en esas circunstancias, dicen, se antoja complicado.

Los médicos Amaia Pérez-Izaguirre y Eduardo Díaz Sanisidro y los enfermeros Bernardo Vila Martínez y Paula Domínguez Faro son algunas de las caras que atienden en los PACs del área. La cita con La Voz es en la Alameda de Pontevedra. Amaia es una veterana que empezó en la atención primaria en 1982 y que desde hace ocho años ejerce en Cerdedo. «Fun vivindo o deterioro progresivo da primaria. Necesitaba ter calidade de vida e movinme voluntariamente ao PAC de Cerdedo pola miña saúde mental e física», cuenta. Eduardo, el único de los cuatro que es eventual, ha recorrido los nueve PACs del área y acumula 60 contratos en siete años. Dice que hay casos más sangrantes de compañeros que suman 300 en seis años. Paula trabaja en el sobrecargado PAC de Baltar, en Portonovo (Sanxenxo). Hay consenso en que es quizá el que soporta más presión asistencial en verano con menos personal. Y Bernardo es enfermero en Caldas.

La primera pregunta es obvia. ¿Es este verano peor que los anteriores en cuanto a sobrecarga y falta de personal? Todos contestan que sí. No dudan. Bernardo apunta que el problema es que ahora no se cubren ni las bajas largas. Y pone un ejemplo. En el PAC de Caldas hay una médica que lleva un año de baja y en lugar de ofrecer un contrato largo a un facultativo se hacen cada mes o incluso por menos tiempo.

Eduardo alude a que la situación que se vive «no era imprevisible y explotó». Cita una mala planificación que ahora se está pagando. La consecuencia, un personal saturado, cansado y hasta mareado. En su caso, este julio inició una guardia en el PAC de A Parda, en Pontevedra, y a mitad de turno se tuvo que desplazar en su coche a Baltar para cubrir una ausencia. «Al final es desvestir un santo para vestir a otro», recalca este médico. Se basan, relata Paula, en la cercanía al hospital en el caso de las ciudades para desplazar personal facultativo a otros PACs, sobre todo en zonas de costa. La falta de equipos completos médico-enfermero en las guardias es casi una constante, aseguran. «Es casi lo habitual y van a convertirlo en algo estructural con el riesgo que conlleva», advierten.

«Cajón de sastre»

¿Por qué están los PACs en esa situación? Hacen hincapié en que al margen de la falta de personal hay un problema de concepto. «Somos urxencias, pero na práctica somos un consultorio», remacha Amaia. «Somos el desatascador» o «el cajón de sastre», añaden Eduardo y Paula. Reiteran que son un servicio de urgencias y que tienen que asumir aquellos pacientes que quedan sin ver de la mañana cuando el médico se va a las tres. Por no hablar del personal desplazado de otras comunidades, al que ver bien requeriría mucho tiempo porque no se dispone de su historial, apunta Amaia.

Los cuatro participaron activamente en la huelga y, visto lo visto, admiten, quizá no fue una decisión del todo acertada su desconvocatoria. «Ni siquiera conseguimos uniformes. Yo hoy, con apoyos, volvería a iniciarla», sentencia Paula. El cómputo de jornada se dejó fuera de aquel acuerdo. Se consiguió una subida en los complementos de nocturnidad y festividad y respecto a la demanda de dotación de personal y equipos completos, la Administración se comprometió a revisar los planes funcionales de cada PAC y a hacer un estudio en este año 2019 sobre el aumento de la carga asistencial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Somos un servicio de urgencias, pero en la práctica somos un desatascador»