Los fondos buitre sobrevuelan la ciudad

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca apoya a varias familias con problemas con gestores inmobiliarios


pontevedra / la voz

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) lleva más de un lustro con actividad en Pontevedra. Los perjudicados comenzaron su actividad en el 2013 y desde entonces paralizaron alrededor de treinta desahucios al año. Ahora están medianamente tranquilos porque no hay ninguna familia de la comarca pontevedresa que recurriese a la PAH que corra el riesgo de irse a la calle de forma inmediata. Pero esa buena noticia se contrarresta con otra que preocupa mucho: el desembarco de los fondos buitre en la ciudad. Diego Feijoo explica que están ayudando a las 23 familias de un edificio de la calle Camiño de Ferro al que un fondo inmobiliario les ha subido de golpe el alquiler un 15 %. «Vinieron 16 afectados a una de nuestras asambleas y constatamos que los efectos de los fondos buitre ya se dejan ver en Pontevedra. Entonces, empezó nuestra lucha», explica Diego Feijoo.

El caso de este edificio de Camiño de Ferro es el primero. Pero puede haber más fondos buitre con edificios en la ciudad. Así que la subida del alquiler podría perjudicar a muchas familias. De ahí que la PAH se haya puesto manos a la obra de forma fulminante. La plataforma les recomienda, en primer lugar, que las familias hagan fuerza de forma conjunta. De hecho, ya formaron un grupo vía WhatsApp para estar en contacto. En los casos en los que les hayan subido el alquiler y no se les hayan avisado con 30 días y por escrito deben volver a pagar lo que pagaban antes de la subida. ¿Qué ocurre si esos recibos los tienen domiciliados? Deben retirar esa domiciliación y hacer ellos mismos el ingreso en la cuenta del arrendatario.

Conscientes de que esta puede ser la punta del iceberg, desde la plataforma recuerdan que mantienen asambleas cada quince días en la Casa Azul a las 17.30 horas. Este mismo sábado se sentarán a hablar de los casos que tienen en marcha. No en vano, además del asunto de los fondos buitres, ahora mismo tienen a siete familias pendientes de lo que pase con sus casas.

Caso curioso en Barro

En tres casos se trata de personas que no lograron hacer frente a los pagos de sus hipotecas, se negoció con los bancos y ahora mismo están en alquiler social en las mismas. En las otras tres situaciones el problema viene dado por impagos de los alquileres. Ahí, dice Diego Feijoo, la situación es mucho más delicada. «No es lo mismo tener enfrente a un banco que a un particular que puede estar sacando una renta de su vivienda para vivir. Lo que estamos haciendo es intentar hablar con la Xunta y tramitar una ayuda para hacer frente al alquiler», dicen. Ahora mismo la PAH también lleva un caso curioso en Barro, de una persona que logró estar en alquiler social de muy bajo coste. Pero el banco vendió la casa en la que está y teme no poder renovar su contrato La PAH está investigando si fue un fondo buitre el que hizo esa adquisición.

La plataforma tiene claro que sobran los motivos para seguir activa en la ciudad. Si se acude a los números se ve que los alzamientos judiciales de bienes no acaban de bajar. En el primer semestre del 2018 en la provincia hubo un total de 242.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los fondos buitre sobrevuelan la ciudad