Un hombre servicial que había encontrado trabajo en una fábrica

Luis Manuel González, de 43 años, perdió la vida en un accidente de tráfico en una carretera que recorría casi a diario


ourense / la voz

En una carretera que conocía muy bien porque la recorría casi a diario, encontró la muerte el pasado domingo Luis Manuel González, un vecino de la aldea de As Regadas (Beade) de 43 años al que sus vecinos recordarán con cariño. Porque son muchos los que a lo largo de los últimos años contaron con él en diversas ocasiones para realizar trabajos varios en el campo, en bodegas, en casas particulares.

Quienes lo trataron aseguran que «hacía un poco de todo», acostumbrando a dejar siempre bien hechos los encargos que se le encomendaban. En los últimos meses había encontrado un trabajo estable en una empresa del polígono de Ribadavia. Casado desde hace algunos años, en el coche en el que viajaba en el momento del fatal accidente iba el hijo de su compañera, de nueve años, que por suerte apenas sufrió unas contusiones leves.

«Amable» o «servicial» son algunos de los apelativos que les vienen a la cabeza a quienes lo han tratado en los últimos años, algunos de ellos en el bar Celta, al que acudía casi a diario para confraternizar con sus vecinos. Muchos de ellos se preguntan qué pudo pasar para que perdiera el control del coche en la carretera entre Beade y As Regadas, un tramo de tres kilómetros que conocía perfectamente y en el que, este domingo, su coche se despeñó.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un hombre servicial que había encontrado trabajo en una fábrica