En A Rúa hicieron llover

El proyecto de cultivo de nubes en Emiratos Árabes actualiza una investigación similar de los años 50


o barco / la voz

En los Emiratos Árabes llevan años trabajando para conseguir lluvia artificial. Con unas reservas acuíferas cada vez menores, necesitan cultivar nubes. Una noticia que aquí suena curiosa, a pesar de que la alerta por sequía no nos abandona. Cuesta pensar en Galicia como un desierto, y todavía la situación no es tan crítica. Pero el agua siempre es imprescindible, y precisamente la lluvia hermana a Galicia y Emiratos Árabes. ¿Cómo? Pues precisamente en ese objetivo de provocar la lluvia.

Hace ya varias décadas, en los años cincuenta, se hicieron experimentos en ese sentido. No tanto por la necesidad ante la sequía, sino de cara a aumentar la cantidad de agua que podían aprovechar en las presas para generar energía eléctrica.

El epicentro de la investigación estuvo en Valdeorras, según recuerda Francisco Delgado, topógrafo jubilado de Saltos del Sil (hoy Iberdrola). Él era un joven trabajador de la empresa concesionaria de varias presas en el oriente ourensano, y recuerda cómo uno de los ingenieros puso en marcha el proyecto. Fue Alejandro del Campo Aguilera el encargado del proyecto, rememora. Hubo algo de lluvia, pero al final el coste de producirla era demasiado abultado, así que el proyecto no dejó de ser un propósito. Lo cuenta Delgado, porque pese a que Del Campo publicó numerosos artículos con sus trabajos e investigaciones (son numerosas las referencias en Internet sobre la construcción de presas en varios puntos de la provincia de Ourense), no está en la Red la publicación (si es que la escribió) sobre la investigación para producir lluvia. Tampoco en el departamento de publicaciones del Colegio de Ingenieros de Caminos -que le dio su medalla de honor- tienen referencia de esa investigación.

Francisco Delgado: Lluvia artificial provocada

Francisco Delgado

Se publica estos días en el periódico La Voz de Galicia la noticia de que en los Emiratos Árabes se están haciendo pruebas para provocar lluvias artificiales. Tengo que decir, en plan jocoso, que van un poco atrasados con respecto a Valdeorras, y concretamente con respecto a A Rúa y Saltos del Sil, hoy Iberdrola, que entonces ya tenía el centro de actividades en dicha población.

Un gran ingeniero y profesor de la Escuela de Caminos de Madrid, Alejandro del Campo Aguilera, fallecido hace poco, autor de la mayoría de las presas del río Sil, hizo pruebas de provocación de lluvia artificial. Fue allá por 1958. Creo que empleaban un procedimiento parecido, aunque los árabes dicen que no emplean productos químicos, y aquí sí se usaba, si no recuerdo mal, nitrato de plata. Aquí algunas gotas cayeron, pero muy pocas y en días nublados.

Seguir leyendo

¿Cómo se hacía? Según se sabe de Emiratos Árabes, la siembra de nubes consigue aumentar las precipitaciones mediante la dispersión en el aire de una serie de sustancias químicas que favorecen la condensación. Hay científicos que refutan la efectividad del proceso, y lo achacan a lluvias cíclicas o el cambio climático. Según lo publicado por La Voz el pasado 8 de enero, Emiratos sigue apostando por un proyecto, que inició en los años noventa, a pesar de que está probado que los químicos dispersados en el aire son dañinos para la salud. Desde el país aseguran que no utilizan químicos en la siembra de precipitaciones. Aseguran que para hacer llover, la nube ya tiene que contener agua.

El programa de Investigación para el Aumento de la Lluvia, creado en el 2015, ofrece una beca anual de más de cuatro millones de euros para repartir entre cinco propuestas científicas que ofrezcan solución a la sequía.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

En A Rúa hicieron llover