Las mujeres ya representan el 70 % de la carrera judicial en Ourense

La media provincial supera a la gallega, con mayoría abrumadora en la Audiencia


ourense / la voz

Desde hace semanas son noticia diaria las vistas por el juicio del proceso independentista en Cataluña. Siete magistrados del Tribunal Supremo son los encargados de dirimir las responsabilidades de los doce acusados en este caso y entre ellos solo hay una mujer. A día de hoy, en pleno siglo XXI, los varones siguen siendo mayoría en las altas instancias -Tribunal Supremo, Audiencia Nacional, Consejo General del Poder Judicial o tribunales superiores de justicia-, aunque se trata de una situación que en absoluto es espejo de lo que realmente ocurre en la carrera judicial. Aunque las mujeres llegaron a ella mucho más tarde que los hombres, en la actualidad ya son mayoría en la planta y, en el caso de la provincia de Ourense, los datos superan incluso a la media gallega.

Así, son 35 los jueces que tienen destino en alguno de los juzgados del territorio y de ellos 24 son mujeres, según las cifras más recientes del Poder Judicial. El dato supone, por tanto, que de cada diez jueces o magistrados siete son mujeres, y ese porcentaje del 70 % es aún más elevado en algunos órganos, como es el caso de la Audiencia provincial, el más alto de los que existen en la provincia y donde se juzgan los asuntos más graves. También al que llegan las apelaciones. Aunque el presidente es un hombre -todavía ninguna mujer ha llegado a ocupar este puesto- ellas son mayoría abrumadora. Así en la sección civil las tres togadas son mujeres, Ángela Viguera, Josefa Seivane y María José González Movilla, mientras que en la penal están Amparo Lomo, Ana del Carmen Blanco y Ángeles Lamas, además de los magistrados Manuel Cid Manzano y Antonio Piña, presidente desde el año 2014, tras suceder a Fernando Alañón.

Son mujeres también las titulares de los dos juzgados penales, Susana Pazos y Blanca Díez, y hay mayoría de féminas en las salas de primera instancia, si bien en las de instrucción hay dos hombres frente a una mujer y el puesto de juez decano del partido judicial de Ourense lo ocupa un varón, Leonardo Álvarez. No ha habido, por ahora, ninguna mujer con esa responsabilidad.

Ellas son también mayoría en las sedes de las distintas localidades. En O Carballiño, por ejemplo, presiden los dos juzgados.

También en la Fiscalía

Y aunque tampoco ha habido todavía ninguna mujer que haya llegado al cargo de fiscal jefe, lo cierto es que ellas ya son también más entre los representantes del ministerio público. Son, actualmente, un total de quince los fiscales con plaza en la provincia, y de ellos nueve son féminas. «En el sector público no existe techo de cristal», asegura Rosa Tallón. Recuerda esta fiscala que cuando ella aprobó la oposición las mujeres ya eran mayoría frente a los hombres y asegura que el hecho de que ahora mismo aún haya más varones en los altos tribunales es «una cuestión generacional». «Tendrán que pasar unos años pero llegará el momento en que haya más mujeres en los tribunales superiores de Justicia, en la Audiencia Nacional o en el Consejo General del Poder Judicial». En Galicia, las mujeres son el 58 % de la carrera judicial.

«No veo techo de cristal en el sentido de poder llegar arriba, sino más bien de querer hacerlo»

M. V.

La magistrada Eva Martínez Gallego es magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia en Ourense

La magistrada Eva Martínez Gallego ocupa la plaza de titular del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Ourense desde el año 2011.

-Los números hablan por sí solos. En la judicatura hay más mujeres que hombres, pero la situación se revierte en los puestos de responsabilidad...

-Somos mayoría en los juzgados, y en la Audiencia también se da la circunstancia de que la mayoría son mujeres, aunque el presidente es un hombre. A partir de ahí, cuando vas al TSXG, a otras audiencias, Tribunal Constitucional o Supremo, sí es cierto que somos minoría.

Seguir leyendo

La decana de los abogados: «Los obstáculos son los mismos que otras profesiones»

Pilar López-Guerrero es la primera mujer que preside el colegio de abogados de Ourense, en cuya junta de gobierno también son ahora mayoría las féminas frente a los varones. Con todo, la profesional no olvida las complicaciones que supone para ellas acceder a puestos de responsabilidad. «Hay techo de cristal, el mismo que en todas las profesiones en las que la mujer tiene que tener un plus mayor de tiempo y menor de cargas familiares para poder acceder a un cargo de responsabilidad», explica la decana. Recuerda que en la profesión la mayoría son autónomas y se trata de un régimen que no contempla coberturas en caso de enfermedades o embarazo. «Nunca nos podemos poner enfermas, y eso también hace techo», explica. Cree, con todo, que se trata «del mismo problema que la sociedad plantea a cualquier mujer» aunque recuerda que desde el colectivo llevan años pidiendo que se establezcan protocolos para la suspensión de vistas en casos como embarazo o parto. «Te conceden la suspensión, pero puede ocurrir que te vuelvan a señalar la vista para dos o tres días después, y una mujer no se recupera de un parto en ese tiempo», asegura.

En el colegio son actualmente 736 hombres frente a 901 las mujeres, hay por tanto mayoría femenina, asociadas al colectivo. Además, en la entidad se ha instalado un plan con el que se pretende «avanzar en la igualdad de trato, condiciones y oportunidades entre mujeres y hombres para que se eliminen posibles discriminaciones por razón de sexo en el sector de la abogacía».

También las féminas son mayoría en la procuraduría, otra profesión con muchos autónomos. En la actualidad el colegio ourensano tiene noventa procuradores en activo, de los que casi sesenta son mujeres.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las mujeres ya representan el 70 % de la carrera judicial en Ourense