El secreto bancario


El secreto bancario fue considerado como la «vaca sagrada» en Suiza. Hace solo dos años, los consejeros federales suizos (ministros) aseguraron que la institución nunca sería tocada. Esta transacción de dinero fue la base el éxito económico de este pequeño país, que en gran parte tiene un territorio rocoso y en realidad sería amargamente pobre. El Partido Socialdemócrata de Suiza intentó varias veces tumbar mediante iniciativas populares (referéndums) esta escapatoria del llamado secreto bancario para fondos internacionales. Pero la mayoría de los votantes suizos no tenían este deseo y siempre lo rechazaron. En la campaña electoral en España en 1982 el PSOE de Suiza, en las reuniones en Galicia, informaba sobre la lucha de los socialdemócratas contra el secreto bancario, recordando el intento de la familia Franco en 1975 de esconder sus joyas en Suiza. La crisis financiera de 2008 condujo al colapso del secreto bancario suizo. Fue Estados Unidos, que presionó a la política suiza en sacrificar a su «vaca santa». El más antiguo de todos los bancos privados suizos tuvo que ser liquidado durante una noche. El gran banco UBS tuvo que ser respaldado con dinero de los contribuyentes: 6.000 francos suizos por ciudadano helvético desde bebés hasta el abuelo, un caso Bankia pero en versión alpina. Hoy, los dos principales bancos suizos UBS y Credit Suisse son propiedad de los EE. UU. Todo un ejemplo de cómo hoy en día la economía domina la política. Y ahora el Montoro de los Alpes se está cebando con nuestros emigrantes gallegos para gravar su casita en la aldea.

Votación
0 votos
Comentarios

El secreto bancario