¿Lo de Ceuta? Divino, oye

Javier Armesto Andrés
Javier Armesto EL QUID

OPINIÓN

Antonio Sempere | Europa Press

21 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La izquierda divina no quiere vallas en Ceuta y Melilla, ni soldados en la frontera, ni tanquetas en la playa. Que entren 8.000 personas -en una ciudad con una densidad de población de 4.200 habitantes por kilómetro cuadrado-, que se lo pasarán divinamente. Total, entre ellos y nosotros hay un océano de por medio.

La izquierda inclusiva, que se encierra (en cuanto puede) en urbanizaciones privadas y chalés con piscina, y que envía a sus hijos a exclusivos colegios inmigrants free, dice que no se puede devolver en caliente a los menores no acompañados. Esos niños de 16-17 años que a duras penas pueden sostener en sus brazos los legionarios y que en poco tiempo serán adultos sin recursos para mantenerse.

La izquierda progresista considera que se puede hacer una diplomacia de Pepe Gotera y Otilio en la T4 de Barajas o en un hospital de Logroño (y antes, en un desfile en La Castellana) e irse de rositas.