Madrugadas «MasterChef»


Cuando empezó la actual edición de MasterChef Celebrity, Televisión Española hizo un firme propósito de enmienda para ayudar a los espectadores a dormirse a horas prudentes. La promesa fue rotunda: MasterChef adelanta su horario a las 22 horas, justo después del Telediario. Con este compromiso, la cadena pública se afianzaba en el fomento de la conciliación que ya había empezado a perfilar durante el confinamiento al anticipar su franja de máxima audiencia. Los madrugadores estaban contentos.

Pero arrancó el concurso y la primera fue en la frente. El primer episodio empezó a la hora pactada, pero fue tan largo que acabó igualmente cerca de las dos de la madrugada. El resto de las entregas rebajaron su duración, pero siguen sobrepasando con mucho el límite de la medianoche. La edición española de MasterChef es, de todas sus versiones internacionales, la que más tarde empieza y también la más larga por ese empeño de incluir tres pruebas en cada programa. Ágil y entretenido, sí, para aquellos que consigan aguantar sin echar una cabezada. En el anómalo prime time español, MasterChef ha querido ser avanzadilla de la racionalización horaria, pero sigue luchando contra sí mismo y también contra los elementos. Anoche, por la demora del fútbol, cuando los cocineros acabaron sus guisos era casi la hora del desayuno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Madrugadas «MasterChef»