Los gobiernos ya no son lo que eran


Muchas veces he comentado que los sistemas políticos pueden cambiar no solo por la promulgación de nuevas normativas, sino por el paulatino cambio de usos, formas y comportamientos que, sin estar normativizados, condicionan la acción de los poderes del Estado. De eso se deriva no solo la posibilidad de que un sistema haya cambiado sin que la normativa lo haya hecho, sino que el sujeto impulsor del cambio sean los ciudadanos, y no el poder ejecutivo. Cuando hablamos de que el sistema de la Transición está en crisis, por ejemplo, no estamos refiriéndonos a cambios normativos, sino a una evolución de la cultura y la conducta de los ciudadanos que obligó a los partidos y líderes políticos a adaptarse a nuevas formas de hacer las cosas -eso es el sistema-, que ni querían, ni regularon, ni acaban de entender.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL LOS 7 DÍAS
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel toda la semana, accede a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP

Los gobiernos ya no son lo que eran