Las cabras y los polinomios

Javier Guitián
Javier Guitián EN OCASIONES VEO GRELOS

OPINIÓN

20 ago 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Como cada año desde hace cuatro décadas, recientemente realizamos nuestro periplo anual caminando, esta vez desde A Pobra de Trives hasta Seoane do Courel. Recorrimos los concellos de Trives, San Xoán de Río, Ribas de Sil, Quiroga, A Pobra do Brollón y Folgoso do Courel, y disfrutamos de sus extraordinarios valores naturales y culturales, como A Ponte de Navea, la carballeira de San Xoán de Rio o el extraordinario paraje de A Cubela, en Torbeo.

A pesar de ello, no fue la belleza de algunos parajes o caminos lo que más nos sorprendió, sino el observar cómo la despoblación se apodera del territorio ourensano y lucense. Se vacían las aldeas, como Moreiras de Arriba, Moreiras do Medio o Fontes en Ribas de Sil, o disminuye sustancialmente la población en lugares como Vilar de Lor en Quiroga o Salcedo en Brollón.

El caso de la parroquia de Torbeo, en Ribas de Sil, es especialmente llamativo. Antaño concello con más de mil habitantes, hoy tiene 86 repartidos en doce aldeas, con una densidad de población de 0,05 habitantes por kilómetro cuadrado. No tan sorprendente, pero igualmente grave, la parroquia de Salcedo en A Pobra do Brollón, por ejemplo, ha perdido el 50 % de sus habitantes desde el año 2015.