Groenlandia se derrite


Siete perros caminando sobre el agua mientras tiran de un trineo… No me extraña que la fotografía se hiciese viral en un tiempo récord: es la mejor expresión del cambio climático. Coincide con el cuarto aniversario de Laudato si, la encíclica del papa Francisco sobre ecología. A pesar de lo imperioso del asunto, a pesar del impulso dado por Francisco y a pesar del éxito de la cumbre que se celebró ese mismo año en París, lo cierto es que la pretensión de movilizar un proceso amplio de conversión integral hacia un desarrollo sostenible está todavía pendiente. Es más, soy de la opinión de que se ha producido un grave retroceso por la acción de gobierno de Donald Trump. Donde se demuestra la importancia de tomarnos en serio nuestro voto: la irresponsabilidad y el mal hacer de un solo hombre está hipotecando el futuro del planeta.

Pero ya se sabe, la irresponsabilidad de los demás no te exime de tu propia responsabilidad, una máxima muy querida por quienes nos dedicamos al estudio y la enseñanza de la ética. ¡Cómo cambiaría el mundo si cada ser humano se preocupara de cumplirla! Aquí es en donde realmente nos jugamos la partida: en el compromiso individual efectivo con un estilo de vida basado en las tres R (reducir, reutilizar y reciclar, por este orden). Y además alcanzaríamos dos metas por el precio de una: el equilibrio medioambiental y un nivel de vida decente para todos los seres humanos. Casi nada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Groenlandia se derrite