Cuando Sánchez habla inglés


Ningún líder político aprueba, según la última encuesta de Sondaxe. Un simple vistazo a la larga precampaña y se entiende el porqué. 

De un lado está la sobreexposición e improvisación de Casado, el hombre llamado a regenerar el PP y llevarlo a posiciones ganadoras. La escasa experiencia al frente del partido, y la rapidez con que llegaron las elecciones no le han a ayudado a diseñar una estrategia clara.

No lo están haciendo mejor ni Iglesias ni Rivera, que ya no son debutantes. Pero el ego del líder de Podemos y las prisas de Rivera han resultado fatales.

He aquí que la gran sorpresa de este ramillete de candidatos jóvenes, en teoría formados, con el ojo siempre más puesto en la imagen que en el fondo, o sea, políticos 5.0, ¡es Pedro Sánchez!, el único que roza el aprobado. En sus inicios al frente del PSOE, Sánchez era casi un calco del actual Casado: salidas de tono y meteduras de pata por doquier por sus ganas de llamar la atención. Bien porque ha aprendido de los errores, bien porque ese gurú-asesor mágico que ha contratado le ha indicado el camino, la estrategia de Pedro Sánchez pasa ahora por callar, en general, y hablar solo lo imprescindible. Y de las pocas veces que ha hablado en las últimas semanas, varias lo ha hecho ¡en inglés! Un gran acierto. Amén de que la mayor parte de la población no lo va a entender, nada impresiona más a una generación de españoles frustrados con su escasa formación en idiomas que ver que, por lo menos, el candidato puede ir por el mundo presumiendo de hablar inglés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Cuando Sánchez habla inglés