Microsoft se adelanta en la partida

G. V. REDACCIÓN / LA VOZ

MERCADOS

DADO RUVIC | Reuters

El gigante informático compra Activision Blizzard, desarrolladora de algunos de los videojuegos de más éxito. Un récord en cuanto a inversión, pero también para coronar al

23 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Es una de las grandes operaciones empresariales de los últimos años. Lo es por el volumen de capital que maneja, pero también por lo que significa para uno de los sectores más poderosos. Microsoft hacía público hace solo unos días la adquisición de Activision Blizzard. Es un gigante comprando a otro. En este caso, de los videojuegos, por casi 68.700 millones de dólares (60.000 millones de euros). Una adquisición que se convertirá en la mayor de la historia del sector y que dará lugar a la tercera empresa de videojuegos por ingresos de todo el mundo. Lo más señalado en los titulares es que la compañía de Redmond podría tener en cartera títulos tan determinantes como Call of Duty, Candy Crush o World of Warcraft, pero tras esta operación hay mucho más.

Las claves

La compra de Activision Blizzard todavía está en proceso pero, de completarse, situaría a la firma fundada por Bill Gates y Paul Allen como la tercera compañía del sector por ingresos por detrás de Tencent y Sony.

Microsoft pagaría 95 dólares por acción, pero ahora llega el turno de los reguladores, que determinarán si esta compra viola alguna de las leyes de la competencia.