Sargadelos, el símbolo emerge con fuerza

María Cuadrado Fernández
María Cuadrado REDACCIÓN / LA VOZ

MERCADOS

SARGADELOS

Casi cuatro años después de salir del concurso de acreedores, el grupo presenta beneficios y trabaja en nuevos proyectos para reforzar su presencia a nivel nacional e internacional

26 ene 2020 . Actualizado a las 19:16 h.

Saboreando todavía el éxito de la salida al mercado del perfume Brétema, y tras el reciente lanzamiento de nuevas creaciones en homenaje a los oficios tradicionales gallegos, el grupo de cerámica Sargadelos sigue inmerso en nuevos proyectos. Innovación y vanguardia siempre han ido de la mano en esta empresa que es seña de identidad en Galicia, símbolo de prestigio y todo un referente en el mercado nacional e internacional. La producción de cerámica es la principal actividad desde los orígenes (siglo XIX) de la emblemática firma, que en el 2016 salió de un concurso voluntario de acreedores y que en los últimos años ha apostado también por la diversificación ampliando su oferta en los sectores de joyería, explorando la marroquinería, el textil...

Hoy en día, entre las empresas del grupo suman alrededor de 240 empleados y facturan en torno a diez millones de euros. Salir del concurso declarado en abril del 2014 no fue tarea fácil, según reconoce el administrador único, Segismundo García: «Entiendo que Sargadelos es una marca muy potente y bien gestionada puede tener mucho recorrido. Algunos accionistas decidimos apostar con nuestro capital y con nuestra dedicación por la pervivencia de la empresa. También tuvimos que sortear atrancos importantes, tanto por parte de alguno de los herederos de Díaz Pardo como de los sindicatos. Algunos de estos últimos con sus reclamaciones drenaron la tesorería de la empresa en más de tres millones».

Tras la firma del convenio de acreedores, el emblemático grupo se volcó en la diversificación. Optó por ampliar el porfolio de la joyería con el objetivo de captar a un público más joven y, en cuanto al sector del mueble, en Sargadelos diseñaron y decoraron algunas de sus tiendas con piezas de su autoría, que ahora estudian comercializar. El grupo, que es todo un símbolo, sigue siendo un icono en el sector de la porcelana y apostó en la última década por promocionar su imagen y ventas a través de Internet, con apertura de negocios o con el lanzamiento de nuevos productos.