5G, reinventando las comunicaciones

El mundo se dirige hacia una revolución tecnológica sin precedentes al calor de las aparición de nuevas soluciones que, combinadas, tendrán un efecto transversal en casi cualquier ámbito de nuestras vidas. La implantación del 5G permitirá reinventar las prestaciones en materia de comunicaciones y llevarlas al coche autónomo, la gestión de las explotaciones agrarias y ganaderas o la vida en casa, por citar solo unos ejemplos. Y todo ello sin encarecer los precios que pagan empresas y consumidores.


Vocal de la junta de gobierno del Colexio Oficial de Enxeñeiros de Telecomunicación de Galicia

En los últimos meses se han sucedido las noticias y mensajes en los medios acerca de la aparición y despliegue del 5G sin que, en muchos casos, se llegue a hacer ver en qué consiste. En este artículo, los ingenieros de telecomunicación intentaremos arrojar luz sobre el tema desde un punto de vista divulgativo, aparcando nuestra tradicional tendencia al uso excesivamente tecnológico del lenguaje.

¿Qué es el 5G? Pues no es ni más ni menos que la quinta generación evolutiva del sistema de telefonía móvil GSM. Lo que nació para ser un sistema de comunicación principalmente de voz en movilidad, ya hace mucho que evolucionó a un sistema de comunicación de datos (de acceso a Internet), que englobó entre ellos a las comunicaciones de voz, que pasaron a ser una parte mas en el tráfico de datos de la red.

¿Qué diferencias hay entre 4G y 5G? La 4G, la red de la que disponemos actualmente, y que aún está en fase de despliegue, nació como la evolución necesaria del 3G, que empezaba a estar desbordado por el tráfico de acceso a Internet de los teléfonos inteligentes, provocado por el uso masivo de las redes sociales, y, sobre todo, por el uso del vídeo, que genera gran cantidad de datos y exige altas velocidades para su uso práctico.

Este uso exigió de las redes móviles altas velocidades de acceso y muy altas capacidades de gestión de tráfico, ya que miles de personas empezaron a enviar y recibir vídeos simultáneamente de manera habitual. El avance de 3G a 4G, que multiplica las velocidades de conexión, y la utilización de conexiones de fibra óptica entre las estaciones de cobertura, solventó estas necesidades, y por primera vez en años, las capacidades de las redes comenzaron a superar la demanda de los usuarios.

En este punto, en lugar de ralentizar el avance de las redes para mejorar sus rendimientos económicos inmediatos, los fabricantes y operadores decidieron hacer el esfuerzo tecnológico de desarrollar y desplegar de manera inmediata la siguiente generación, 5G, no ya para resolver demandas actuales de prestaciones de las redes, sino con el objetivo de adelantarse a estas para disponer de redes capaces de soportar servicios aún en fase inicial, pero que están llamados a renovar los sistemas productivos y sociales una vez más.

Los avances tecnológicos del 5G no se limitan a un solo aspecto de las capacidades de las redes. No se trata solo de mejorar las velocidades de conexión (que sí se hace), sino también de conseguir dispositivos que consuman menos batería, aumentando sus autonomías, que sean mas pequeños, para poder ubicarlos en casi cualquier sitio, y que se conecten de manera casi instantánea.

Internet de las cosas (IoT)

Las dos primeras capacidades permitirán que se pueda conectar a Internet casi cualquier cosa, desde, por ejemplo, un cubo de basura que avise cuando está lleno, a un sensor de velocidad e intensidad del tráfico rodado ubicado en una simple señal de tráfico. Esto permitirá la expansión de uno de los avances más importantes de los próximos tiempos, el uso masivo del Internet de las cosas (IoT), un escenario en que se pueda conectar casi cualquier cosa a Internet, y que se pueda actuar sobre ella de manera automática, en función de la información de otros dispositivos de su entorno. La gran cantidad de datos así generada se podrá gestionar de manera óptima con el uso de los últimos avances en big data, que permitirán extraer la información relevante de grandes volúmenes de datos provenientes de diferentes fuentes. Esto podrá abrir paso, por ejemplo, a sistemas de gestión de los recursos agrícolas y ganaderos mas eficientes, que permitan mejorar las producciones de los alimentos necesarios para una población creciente, ayudando además a fijar la población de las zonas rurales, al mejorar sus condiciones de trabajo.

La tercera capacidad (que se suele mencionar como reducción de latencia) es la característica imprescindible para el funcionamiento del automóvil autónomo, que le permitirá disponer en tiempo real de todas las informaciones que condicionen su marcha segura, desde el estado de las carreteras a la información meteorológica y la posición del resto de los vehículos de su entorno.

Una evolución tecnológica sin precedentes

Para conseguir estas prestaciones se está llevando a cabo una evolución tecnológica sin precedentes, que implica desde la definición de los estándares de fabricación de dispositivos casi sobre la marcha, al desarrollo de terminales con antenas inteligentes que apuntan automáticamente a la estación de cobertura para consumir menos batería, hasta el uso de varias bandas de frecuencias de manera simultánea, buscando la mejor cobertura según el entorno de trabajo, y combinando los datos recibidos en cada una de éstas.

Esta evolución está suponiendo importantes inversiones en I+D y despliegues, tanto por parte de los fabricantes de dispositivos como de los operadores de telecomunicaciones. Desde el colectivo de los ingenieros de telecomunicación (AETG-COETG) nos parece muy importante resaltar este aspecto, ya que al contrario que otros sectores (energía, sobre todo), los servicios de telecomunicaciones han evolucionado en los últimos tiempos hacia precios menores y prestaciones muy superiores, lo cual es un éxito que pensamos que no se ha transmitido de manera eficaz a la opinión pública.

Recientemente se anunció en este mismo medio la adjudicación por parte del Ministerio de Economía de financiación para varios proyectos piloto de uso de 5G en la comunidad de Galicia, en colaboración con empresas del sector. Concretamente se realizarán proyectos de usos avanzados en la industria (Navantia), cobertura de zonas de gran demanda de datos (Estadio de Riazor, zonas de Vigo y Ourense), y otras aplicaciones mas específicas (cobertura especial en tuneles de la A6).

El Colexio Oficial de Enxeñeiros de Telecomunicación de Galicia, como representante de nuestro colectivo profesional, está especialmente orgulloso de estos logros, y por ello hemos decidido poner el foco sobre la tecnología 5G en nuestro encuentro anual, la XXIV Noite Galega das Telecomunicacións e da Sociedade da Información, que se celebrará el 24 de mayo en Oleiros. Este encuentro, en torno al cual se congregarán unos 300 profesionales del sector TIC gallego, tendrá como eje temático central La convergencia tecnológica del 5G y alrededor de esta cuestión esperamos ofrecer análisis y generar debate entre los representantes de las diversas entidades, empresas y organizaciones que participarán en el foro. Desde el COETG y la AETG organizamos también este acto, que se plantea como un encuentro, para entregar los Premios Galicia de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información 2019.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

5G, reinventando las comunicaciones