Ciberdelincuentes en tu casa

Cada mes se registran en Internet 3.200 millones de intentos de usurpación de identidad. La irrupción imparable de la IoT va a disparar aún más las necesidades de un sector, el de la ciberseguridad, que, solo en Europa, se estima que generará una demanda de empleo de más de 350.000 profesionales en apenas tres años. Mientras, las empresas españolas y gallegas no logran cubrir en la actualidad todas sus exigencias en esta materia pese a que la oferta formativa empieza a tomar cuerpo


Decano del Colegio de Ingenieros de Telecomunicación de Galicia

El sector de la ciberseguridad está en crecimiento desde hace años, pero se va a globalizar todavía mucho más. La seguridad informática no va a limitarse solamente a ordenadores, móviles y otros dispositivos conectados a la red o usados comúnmente para conectarse online. La llegada de Internet a millones de dispositivos va a provocar que tengan que protegerse frente a potenciales intrusos.

La llamada IoT, Internet of things (traducido habitualmente por Internet de las cosas), no es más que la comunicación entre un gran número de dispositivos mediante la conexión a través de la red. La IoT cada vez tiene más presencia en nuestro día a día. La aplicación más conocida podría ser quizás la domótica de las viviendas más actuales, pero es solo la punta de un gran iceberg. Esta tecnología afectará a todos los sectores: la industria con todas las fábricas conectadas, la agricultura con miles de sensores en las plantaciones, la logística, el transporte, la sanidad, las redes urbanas que dan lugar a las ciudades inteligentes...

Esta universalización del IoT vendrá acompañada de grandes ventajas para ciudadanos y empresas, pero como todo gran avance en la historia, también tendrá sus inconvenientes, que llegan de la mano de los cibercriminales, aquellos que querrán aprovecharse de las vulnerabilidades que puedan tener estas redes de dispositivos. Por tanto, esto conlleva la toma de medidas en materia de ciberseguridad a niveles hasta ahora no conocidos.

Pero no solamente la IoT va a contribuir a desarrollar el sector de la ciberseguridad. Otro factor que contribuirá de manera destacada a este incremento es el desarrollo exponencial del mundo cloud. Cada vez hay más sistemas de información e instalaciones en la nube, y estos sistemas deben estar protegidos tanto en los centros de procesado de datos (data center) como en las redes de comunicación con los millones de usuarios que están conectados a estos sistemas.

A todo lo anterior hay que añadir que los ciberataques cada día son más sofisticados y persistentes en el tiempo. Por ello, el gran reto de las empresas especializadas en seguridad es seguir invirtiendo en perfeccionar las defensas, pero no va ser fácil ante una situación de delincuencia que crece de forma exponencial. No va a haber recetas mágicas para hacer frente a esta explosión de ciberamenazas, pero las fórmulas de mayor éxito van a ser las que se basen en sistemas de autoaprendizaje mediante inteligencia artificial, patrones predictivos de ataques y conductas y machine learning.

mafias globalizadas

Todos los esfuerzos serán pocos, ya que no hay que olvidar que los ciberdelicuentes trabajan por dinero, de forma directa o por encargo. Hay que dejar de lado la idea de que los ciberdelincuentes son lobos solitarios. Estos se agrupan en mafias altamente organizadas y globalizadas, que operan de manera internacional, con notables recursos económicos que les permiten invertir en tecnología y en especialistas sin escrúpulos.

Se realizan cada año numerosos informes con los cuantiosos datos que se disponen sobre amenazas de seguridad en la red, pero hay números que llaman la atención por su magnitud, como son los 3.200 millones mensuales de intentos de usurpación de identidad de usuarios en Internet o los más de 6.400 millones diarios de correos electrónicos con intenciones oscuras (la mayor parte phishing). En el 2018 se registró una escalada exponencial de la ciberdelincuencia en todo el mundo y ha sido año récord de ciberataques en España, aunque hay que decir que el 2017 lo había sido también.

Este panorama, lo que ha originado, es una alta necesidad de profesionales cualificados por parte de las empresas especializadas en ciberseguridad. En este momento, hay más trabajo a realizar que personas preparadas para hacerlo. Se puede afirmar que las profesiones relacionadas con el mundo de la seguridad del dato y de las comunicaciones van a ser unas de las más demandadas en los próximos años.

Las predicciones no coinciden exactamente, pero en lo que no hay duda es en las extraordinarias magnitudes que se manejan. Por poner un ejemplo, la consultora Forrester destaca que en el 2021 habrá una demanda de tres millones y medio de profesionales relacionados con la seguridad en todo el mundo. En Europa se necesitarán 350.000 trabajadores para el 2022, y en España habrá 30.000 posiciones sin cubrir.

Pero uno de los principales problemas de este sector es que no está saliendo suficiente talento técnico para cubrir las necesidades de las empresas. Es un sector en el que además de los conocimientos específicos, es necesario potenciar otras habilidades. En palabras del experto en seguridad Juan Antonio Gómez Bule, hay que incidir en la necesidad de cambiar los modelos de formación y capacitación, ya que en la actualidad hay mucha teoría y poca práctica. El mundo de la educación debe estar aliado con las necesidades de las propias empresas.

Si nos fijamos en Galicia, la oferta formativa en materia de ciberseguridad se agrupa en un par de iniciativas, una pública universitaria y otra privada. La pública se corresponde con el máster en Ciberseguridad que la Escuela de Ingenieros de Telecomunicación de la Universidade de Vigo y la facultad de Informática de la Universidade da Coruña pusieron en marcha en el 2018, impartido en horario académico de lunes a viernes por profesores de ambas universidades; dirigido fundamentalmente a alumnos con el grado en Telecomunicación o Informática. La iniciativa privada se centra en la oferta de la escuela de negocios digitales HUB, que en mayo próximo iniciará su Máster en Seguridad Digital, impartido en horario de viernes tarde y sábado mañana, con un enfoque muy práctico, teniendo como docentes a profesionales especialistas de las empresas más destacadas del sector de la ciberseguridad. Este máster está dirigido a estudiantes y profesionales que quieren completar su formación y a los que este horario les permite compaginar la formación y otras actividades.

En resumen, por una parte la ciberseguridad es un sector en el que existe, y va a existir, una gran demanda de profesionales cualificados; incluso se podría decir que el mercado está inflacionado, con unos salarios muy por encima de otras profesiones, en el cual las empresas contratan con rapidez, tanto a los especialistas como a los, nunca bastantes, profesionales que salen al mercado. Y, por otra parte, se debe añadir que en Galicia existe un ecosistema importante de empresas del mundo cíber y, además, con muy buenas opciones para formarse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ciberdelincuentes en tu casa