Un albatros para «volar» de Cíes a Portonovo

Una naviera de O Grove pondrá en marcha este verano viajes de treinta minutos desde el puerto sanxenxino hasta el archipiélago del parque nacional


Pontevedra / La Voz

Las islas Cíes asoman en el horizonte desde cualquier punto de la playa de Silgar, en el centro urbano de Sanxenxo. Este municipio, capital y corazón turístico de la Galicia costera, mira y envidia poder viajar a estas islas que casi se pueden tocar y que quedan tan cerca y a la vez tan lejos. Si vecinos o visitantes querían visitar el paraíso que supone Rodas, la playa más bonita del mundo, tenían que emprender un largo viaje en coche hasta Vigo o Cangas y embarcarse allí para otro periplo por mar hacia la joya de la corona del Parque Nacional Illas Atlánticas de Galicia. Hasta ahora.

Con base en O Grove, la naviera Cruceros do Ulla-Turimares, va a darle alas a la imaginación este verano y hacer real un viaje de treinta minutos desde Portonovo hasta las Cíes. Para materializar este objetivo, la empresa regentada por Gonzalo Naveiro pondrá a disposición de los visitantes el Albatross, construido en Port de la Selva, en Gerona, el año pasado. Naveiro explica que se trata de una embarcación «cunhas características especiais porque ten que ser rápida, cun deseño atractivo e para o transporte de pasaxeiros».

El Albatross, un fast boat de cincuenta plazas, está previsto que empiece a «volar» sobre las aguas de las Rías Baixas a lo largo de este verano, con salida en el puerto de Portonovo y con destino diario a Cíes, ese paraíso insular a unas once millas de distancia. Cuando esté en pleno servicio, el parque nacional habrá logrado aumentar su proyección entre los miles de turistas que se acercan a O Salnés cada verano.

No es cuestión de saturar el archipiélago, pero tampoco hay ninguna razón para que la tercera ciudad de Galicia en verano, Sanxenxo, y una de las comarcas con más visitantes en época estival, O Salnés, se queden ahí mirando para las islas como un deseo que, para ser cumplido, tiene que exponer al visitante a un viaje en carretera o autopista, con un tráfico intenso, y a continuación enfrentarse a la ruta del mar. Y es que, además, con el proyecto impulsado desde Cruceros do Ulla-Turimares, se llegará más rápido a Cíes desde Portonovo que desde su principal punto de salida tradicional, la ciudad olívica.

Como ventaja y tentación a la vez, el Albatross es difícil de superar. «É rápido e é cómodo», destaca Naveiro. «Con esta proposta daremos resposta a unha demanda da xente de poñer as Cíes máis cerca da ría de Pontevedra, Sanxenxo e O Salnés, porque ata agora a única solución obrigábanos a ir a Vigo ou a Cangas», sostiene.

Gonzalo Naveiro no es ningún aventurero, ni un soñador romántico. Es gerente y propietario de una empresa que nació en el verano de 1995 y que tiene en su trayectoria profesional varios hitos en la oferta turística marítima en las Rías Baixas. El programa para los viajes de Portonovo a Cíes es una de sus últimas iniciativas, en una firma acostumbrada a reinventarse para sobrevivir en un sector altamente competitivo y donde las ideas originales suelen tener el éxito garantizado.

Al rememorar sus principios, este empresario meco recuerda que «empezamos no verán de 1995, poñendo a ruta xacobea de Vilagarcía a Cesures, cun catamarán construído en Rodman». De aquellos viajes por la ría arousana, Naveiro señala que marcaron un antes y un después en la oferta turística de la comarca. «Foron uns anos moi bonitos facendo esta ruta, creo que a demos a coñecer a case todos os colexios de Galicia», relata. Como la idea cuajó, también se amplió a un público más general y, con salida de O Grove, cruzaban la ría hasta Padrón. Se organizó así un paquete turístico completo, que incluía también un regreso por tierra en bus y que llevaba a los visitantes a Cambados y otros puntos de O Salnés.

Los gustos del público exigían más con el paso de los años y entonces, en 1997, Naveiro puso en servicio el Cormorán-1, con base en O Grove. Fue también todo un éxito porque era uno de los primeros barcos turísticos con fondo transparente para dejar ver el mar. Los turistas se acostumbraron a navegar entre las bateas y descubrir que los mejillones que consumían enlatados en aceite eran objeto de un laborioso proceso de cultivo. Cruceros do Ulla-Turimares siguió expandiéndose en este mercado con la adquisición del Fly Delfín también para periplos turísticos y, desde el año pasado, con la del Albatross, que en principio estará orientado a Cíes. Naveiro destaca el gran interés que existe entre el público en conocer las islas más famosas de Galicia.

É un barco cunhas características especiais, rápido e cun deseño atractivo»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un albatros para «volar» de Cíes a Portonovo