O Percebeiro, el sabor gallego que triunfa en Estocolmo

La empresa exporta productos marinos de lujo a siete países; la firma con sede en Marín ha decidido ampliar su línea de negocio a Europa central

.

Pontevedra / La Voz

La carta de pescados y mariscos de un creciente número de restaurantes de Estocolmo habla gallego. No tanto porque sus comensales sean españoles, sino porque su producto sí lo es, gracias a un programa de exportación de O Percebeiro, una empresa afincada en el puerto pontevedrés de Marín y que ya vende en varios países europeos. La aventura que comenzó hace unos años con unas pruebas para un restaurante de la capital sueca se ha convertido en toda una innovadora línea de negocio que está llevando los productos gallegos al otro extremo del continente.

La excelente calidad de la oferta va conquistando los paladares más exigentes de las grandes urbes de media Europa. De hecho, en la cartera de negocio de O Percebeiro se encuentran pedidos de siete países. Hay destinos más habituales como Gran Bretaña, Francia e Italia. Otros son más inusuales como Holanda y sobre todo Suecia. El último en incorporarse ha sido la austríaca Viena, el corazón cultural del Viejo Continente y que, desde este año, empieza a entender por qué algunos de nuestros mejores escritores, como Cunqueiro y Otero Pedrayo, escribieron también de gastronomía. El sabor de los productos marinos gallegos competirá, en la ciudad de Mozart y Strauss, con los compases del Danubio Azul del concierto de Año Nuevo.

Estos días festivos, las instalaciones de O Percebeiro en el puerto de Marín son un trasiego constante de trabajadores, cajas de cuidado diseño y productos que se comen con los ojos. Esta empresa envía sus productos a los grandes mercados centrales españoles y a hoteles y restaurantes de lujo. Manuel Otero, gerente y director general de O Percebeiro, explica la clave de su éxito: «A nosa política é traballar o produto cen por cen galego, sempre buscando os mellores restaurantes onde ofrecer o mellor que temos». Destaca que, para conseguir este objetivo, la ubicación de la firma en plenas Rías Baixas es un valor en alza. Haciendo gala de su nombre, el percebe es la estrella de la oferta, aunque el reinado indiscutible de este molusco en España encuentra, más allá de las fronteras peninsulares, una notable demanda de pescados.

El público europeo queda prendado del sabor de pescados a los que en Galicia estamos tan acostumbrados que no nos damos cuenta del privilegio. Manuel Otero indica que «en países como Suecia ou Austria chegas a uns comensais moi esixentes, aos que lles sorprende a calidade dun produto tan común aquí como a pescada ou o rape». Otras especies van también poco a poco ocupando un espacio en las cartas continentales: raya, rubio, sargo o besugo, por citar algunos.

a la conquista de canadá

Suecia es, en la actualidad, el mercado más alejado de Galicia para la oferta de O Percebeiro. Sin embargo, este mismo mes se han iniciado los contactos para que esta gama de lujo de la gastronomía gallega dé el salto al otro lado del Atlántico. Recientemente han enviado muestras de pescados y mariscos a Canadá. Todavía es una incógnita el resultado, pero la posibilidad de una nueva línea de negocio es real. Está en el ADN de O Percebeiro: llegar cada vez más lejos sin rebajar la calidad de un sello que, si de algo presume, es de ser de Galicia.

Votación
1 votos
Comentarios

O Percebeiro, el sabor gallego que triunfa en Estocolmo