Multinacionales del sudeste asiático apuntan al sector conservero gallego

Tras la venta de Albo, los «movimientos y contactos» continúan, reconoce Anfaco

El mercado de las conservas El mercado de las conservas

vigo / la voz

La industria conservera gallega se resiste a dejar su pedigree en manos de las multinacionales del sudeste asiático, que planean sobre el sector en busca de buenas marcas, referentes de calidad.

El próximo mes de junio hará un año desde que el grupo pesquero chino Shanghai Keichuang Deep Sea Fisheries depositara 61 millones de euros por la conservera viguesa Hijos de Carlos Albo. Es la última de una serie de inversiones procedentes del gigante asiático en empresas gallegas, y los brokers que intermedian en este tipo de transacciones aseguran no será la última. 

La continua presencia en Galicia de grupos asiáticos visitando el sector (filipinos, tailandeses, chinos...) es tan evidente que la industria gallega no puede hacer otra cosa que admitirlo. «Hay movimientos y contactos», manifestó ayer Juan Manuel Vieites, secretario general de Anfaco Cecopesca, el clúster español mar-alimentario.

Vieites, que compareció para dar cuenta de unas cifras récord de ventas y negocio de las empresas asociadas durante el 2016, afirmó que «hay muchas empresas en el punto de mira del sudeste asiático, porque es un sector atractivo». Hay interés, y eso es innegable, pero el responsable de Anfaco dejó claro que «no hay muchas empresas dispuestas a vender».

Sobre el tamaño de compañía que buscan los inversores, Vieites aclaró que el objetivo no son las pequeñas empresas, que actualmente están centradas en el mercado gourmet, sino que el interés lo marca la economía de escala «y a las grandes multinacionales les interesan los grandes grupos empresariales», aclaró. 

Ventas en 115 países

Los buenos resultados del sector que se agrupa bajo el paraguas de Anfaco son el mejor gancho para llamar la atención de los inversores. Y es que, según el balance presentado ayer, el sector mar-alimentario, que engloba la producción española de pescados, mariscos y sus transformados, superó en el 2016 los dos millones de toneladas de producto, por valor de 6.576 millones de euros, y ha logrado aumentar sus exportaciones en un 1,21 % (en volumen) y en un 9,92 % en valor.

El balance del pasado ejercicio recoge que las conservas tuvieron una producción de casi 350.000 toneladas, por valor de 1.500 millones de euros. Por especies, el atún sigue estando a la cabeza, seguido por sardina y sardinilla, mejillones y berberechos.

Incertidumbre por el impacto del «brexit»: casi el 10 % de las ventas se van al Reino Unido

El Reino Unido es el país destinatario de casi el 10 % (el 8 % en concreto) de las exportaciones de las empresas conserveras y de elaborados del mar agrupadas en Anfaco y la preocupación sobre el impacto del brexit se masca ya en el ambiente, con más incertidumbres que certezas. «La incertidumbre es la peor baza en la economía», reconoció ayer Juan Manuel Vieites que, en nombre del sector, reclama a los negociadores de la UE «que defiendan los intereses de los 27».

Para el secretario general de la patronal Anfaco, el sector se puede enfrentar a dificultades, entre las que citó, a modo de ejemplo, «barreras técnicas en el comercio, en las certificaciones y también barreras arancelarias», sin olvidarse de la posibilidad de que el Reino Unido negocie con otros países que puedan tener ventajas competitivas mayores que las de los productores de la UE. Pero no será nada inminente. «La negociación será larga», dijo Vieites. «Las empresas tendrán que esperar por los resultados de ese diálogo para adoptar sus estrategias».

Menor impacto en esta industria parece que van a tener las políticas anunciadas por el nuevo Gobierno de Estados Unidos. Según Anfaco, «lo de Estados Unidos es una incógnita, Trump anuncia proteccionismo, pero las instituciones son muy rigurosas y le harán ver que no se puede hacer lo que a uno le da la gana por ser el presidente».

Votación
7 votos
Comentarios

Multinacionales del sudeste asiático apuntan al sector conservero gallego