Leixões toma ventaja a los puertos gallegos

Mueve más del doble de los contenedores y la brecha aumenta, mientras se iguala en el número de cruceros


Profesor del Instituto Universitario de Estudios Marítimos de la Universidade da Coruña

Tomando los datos oficiales suministrados por el organismo público Puertos del Estado, para el caso español; y de la Autoridade de Mobilidade de Transportes, en el caso portugués; y en ambos casos para el período entre enero y octubre del recientemente finalizado 2016, los grandes puertos de la eurorregión Galicia-Norte de Portugal muestran resultados negativos en relación con las cifras anotadas el año anterior. Es decir, tanto la Autoridad Portuaria de A Coruña (con una caída del 3,77 %), Ferrol (-0,98 %) y Vigo (-3,78 %) como la de Leixões (se anota un recorte del 2 %) registran pérdidas en el total de las mercancías; en tanto que los dos puertos con menores volúmenes de tráfico, Marín (9 %) y Vilagarcía (8,8 %), contabilizan ganancias reseñables.

Más específicamente, si nos referimos a los movimientos de contenedores (expresados en TEU), la situación es diferente. A los descensos notables que presentan las autoridades portuarias de Vigo (-4,8 %) y de Ferrol (-10,27 %), se contraponen los aumentos ostensibles de las radas de Vilagarcía (9,16), Marín (39,3) y, aquí sí, Leixões (un 5,1 % más). Es decir, se produce tanto una desviación de tráficos como una nueva captación de buques y mercancías por parte de los tres puertos citados anteriormente, que logran imponer una política comercial más agresiva y competitiva que la acometida por los puertos de Ferrol y de Vigo. El otro puerto restante, el de A Coruña, se mantiene en un lugar residual en el tráfico de contenedores, a pesar de haber anotado, en lo que va de año, un total de 212 TEU.

Es de destacar, asimismo, que los movimientos de contenedores en el puerto de Leixões (550.747 TEU) más que duplican al total de los puertos de Galicia (232.462). Y esa brecha aumenta año a año. Es decir, se registra un incremento muy notable y continuado en el puerto de Leixões desde el año 2006, cuando se contabilizaron 315.317 TEU, para el período de enero a octubre de dicho año.

En la actualidad, para idéntico período, pero diez años más tarde, en el 2016, la suma asciende a 550.747 TEU, es decir casi un 6 % más. Sin embargo, el total gallego anotaba, en el período enero-octubre de 2006, un total de 222.199 TEU, que comparado con la cifra actual, significa un 4,6 % de aumento, ratio inferior al anotado por el puerto portugués.

Mayor peso en Portugal

Es preciso remarcar, igualmente, que el peso del puerto de Leixões en el conjunto de Portugal es muy relevante y que su tasa de crecimiento es superior a la media nacional portuguesa (5,1% para Leixões y 1,9% para el conjunto de Portugal). Sin embargo, el peso de los movimientos de contenedores contabilizados en los puertos de Galicia disminuye año tras año respecto al total español (representan apenas el 1,84% del total español); y que su tasa de crecimiento registra aumentos menores que los promedios nacionales (3,6% para Galicia y 5,8% para España).

Desagregando los tráficos portuarios según su presentación en graneles líquidos, graneles sólidos y carga general, los comportamientos son, asimismo, heterogéneos y divergentes.

Por un lado, en lo tocante a los graneles líquidos destacan los descensos de mercancías en los puertos de A Coruña (-1,7 %) y de Leixões (-11,4 %), con comportamientos más acusados que los promedios nacionales de España (con un -1,29 %), con tendencia negativa, y de Portugal (con un 7,9 %), con tendencia positiva. Por otro lado, en lo que respecta a los graneles sólidos, son muy notorias las disminuciones registradas en esta modalidad en todos los puertos gallegos (a excepción de Marín) junto a las anotadas en Leixões, que también retrocede en lo que va de año (en este caso, un 2,1 %).

Finalmente, en lo que atañe a la mercancía general sobresalen, con mucho, los movimientos contabilizados en el puerto luso, con un total de 7 millones de toneladas, esto es, un 7,5 % de aumento en lo que va de año. Enfrente, las cantidades cuantificadas en Vigo (suman un total de 3 millones de toneladas, y con una tasa decreciente del 2,2 %, para el período entre octubre del 2015 y el mismo mes del 2016). Los otros puertos gallegos tienen un menor peso en esta modalidad de tráfico, ya que ninguno de ellos supera el millón de toneladas, a pesar de los aumentos significativos de Vilagarcía (16,9 %); A Coruña (15 %) y Marín (un 8 %) en estos últimos doce meses.

Los cruceros

Por último, es preciso llamar la atención de los comportamientos en los tráficos de cruceros y sus pasajeros. En el caso de Galicia, las dos Autoridades Portuarias más relevantes en este campo, A Coruña y Vigo, registran aumentos en el número de cruceros que recalan en dichos puertos, en porcentajes muy similares a los nacionales; A Coruña, por debajo del promedio español; y Vigo, por encima de la media española. Sin embargo, ambos Puertos anotan descensos muy acusados en el número de pasajeros de cruceros, con pérdidas muy notables en ambos casos; en A Coruña disminuyen un 11,2 %; y en Vigo retroceden casi el 17 %, en el último año. Y sucede esto cuando la tónica general española es de aumento (3 %).

Esta circunstancia pone de manifiesto la existencia y consolidación de un mercado emergente pero que en el caso de las dos Autoridades Portuarias gallegas no fueron capaces de continuar la trayectoria española y, por el contrario, retroceden en este último ejercicio de manera muy notoria. Los datos son elocuentes: España registra para el período enero-octubre del 2016 respecto del 2015, un aumento del 3,8 %; mientras que, por el contrario, Galicia registra una disminución del 14,6 %.

El caso de Leixões es completamente distinto. Prosigue su crecimiento positivo desde hace cuatro años. En la actualidad, certifica un total de 78 buques, cifra ya más cercana a la anotada por los dos puertos gallegos de Vigo y A Coruña (con 79 y 82 barcos, respectivamente). Además, los datos que presenta la cifra de pasajeros anotados en el puerto portugués (68.918) se aproxima cada vez más a los promedios de los puertos de A Coruña y Vigo (106.528 y 163.230, respectivamente), a pesar de la disminución contabilizada en lo que va de año. Dicho recorte entre ambas Autoridades Portuarias se está llevando a cabo de manera muy rápida, en la medida que hace diez años, en 2006, las cifras que registraba Leixões eran de 45 cruceros y 20.629 cruceristas; para pasar en 2011, a 56 buques y 41.829 cruceristas. Y, en este año, las predicciones apuntan a doblar dichas magnitudes. O sea, se duplican cada cuatro años. La reciente inauguración de una terminal de cruceros en su recinto portuario está convirtiendo al puerto de Leixões y a la conurbación urbana de Porto en un autentico hub portuario y aeroportuario, integrado en las redes de transporte europeas y con estrategias de transportes definidas, consensuadas y en marcha.

En lo que hace referencia a las cifras de desembarco de la pesca fresca llama la atención los descensos espectaculares anotados en el puerto de A Coruña (-8,6 %), el crecimiento muy notable de Marín (14,4 %), y la estabilización de las descargas en Vigo (0,7 %). Contrasta el descenso en Galicia con el aumento registrado en España (-2,7 % en Galicia, por un alza del 1,43 % en España). Las causas son debidas a una menor asignación de cuotas por las instancias comunitarias y a un cambio de los niveles de especialización por parte de la flota pesquera gallega.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Leixões toma ventaja a los puertos gallegos