Estos quesos se merecen un oro

Maruxa Alfonso Laya
m. alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

SARRIA

Miles de elaboraciones de todo el mundo compitieron en los World Cheese Awards, donde Galicia demostró una vez más que sus queserías tienen hueco entre las mejores

14 nov 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El reto no era sencillo. Competir con 3.804 quesos de 42 países de todo el mundo y conseguir destacar entre ellos. Pero las queserías gallegas lo superaron, y con creces. El World Cheese Awards de este año ha dejado claro, una vez más, que si hablamos de productos lácteos Galicia es una potencia y que también en la transformación de esta materia prima hay mucho que decir. Once queserías de la comunidad consiguieron hacerse con un reconocimiento en este certamen y cuatro de ellas, además, se codearon con los más grandes. Queserías Sarrianas se vino con un Gran Oro, Queserías del Eume, con dos oros, Bisqato se hizo con una de estas medallas y Galmesano recibió una plata y dos bronces. ¿Su secreto? Usar siempre la mejor materia prima, innovar y cuidar al máximo las elaboraciones.

«Estamos muy satisfechos con este reconocimiento, que logramos únicamente gracias a la calidad del producto. Acudimos al certamen convencidos de que nuestro queso podía estar con los mejores», explica Eva Castro, de Queserías Sarrianas. La suya fue la única medalla de Gran Oro que logró la comunidad y considera que el secreto de su éxito radica en la calidad de su producto, que se hace exclusivamente con leche de vacas rubias gallegas y frisonas de pastoreo. De ahí sale un queso de pasta blanda que, bajo la denominación de origen tetilla, llega al mercado con una curación de entre 12 y 15 días.

Igual de satisfechos están en Queserías del Eume, donde han logrado una medalla de oro para su tetilla, otra para O Mirador do Eume y un bronce para A Zoca, su ahumado. El primero, «es un queso tierno, cremoso, que no deja de ser un queso tradicional gallego», explica Ana Isabel Prieto, que es la tercera generación de esta familia que está al frente de la quesería. Llevan 60 años en el negocio pero hace menos de dos años que apostaron por estas tres nuevos elaboraciones. «Mirador do Eume es un queso más personal. Es un curado de cuatro o cinco meses que tiene un sabor más pronunciado y una textura muy fina», añade. Esta era la primera vez que se presentaban a un concurso y han venido del mismo con «un reconocimiento para la empresa y una ayuda grande para salir a otros mercados», cuentan.