La pitón ya se marcha de Sarria

Los dueños del ofidio señalan que se trata de un animal sin peligro y doméstico


sarria / la voz

La presencia de un una pitón en un cámping de Sarria sembró la alarma entre los ocupantes del recinto, y más cuando al parecer se comenzó a correr el bulo de que se había escapado, algo que la Policía Local pudo comprobar que no era cierto: «Un gracioso del pueblo quiso hacer la broma y nos generaron un problema», explica Andrew Minetti, el propietario del ofidio.

La presencia de este animal de casi cinco metros de largo se debía a que la familia Minetti siempre ha trabajado en el circo, pero decidieron probar con el reptil por su cuenta con algún espectáculo con demostraciones en colegios y centros sociales de Galicia. «Es un espectáculo para niños con cuenta juegos, sin que llegase a estar la pitón en contacto con el público, salvo que si la gente la quería tocar, podía hacerlo, y nunca hubo un problema, la han tocado miles de personas desde que la tenemos en el 2012», explica Minetti.

A raíz de la falsa noticia de que se había escapado la pitón, sus propietarios tuvieron que poner al día la documentación que les faltaba, a instancia de la Guardia Civil, que levantó un acta de tenencia ilegal de animales potencialmente peligrosos. Se necesita una licencia administrativa que concede el ayuntamiento en el que habita. Si cumple la normativa y tiene su documentación en regla, la estancia de este tipo de animales es legal.

«Es un animal sencillo y a la vez tiene que tener cuidados especiales, por ejemplo necesita una luz de rayos ultravioleta, comer cierta cantidad de carne una vez a la semana...», explica su dueño, quien apunta que las serpientes en un circo «es imposible que salgan del recinto, es más fácil que se vaya un tigre o un caballo, porque suelen estar enrolladas en sí mismas. Por eso, en el cámping no había peligro». Incluso, señala que son inofensivas, «como si se tuviese un perro».

Se come 20 kilos de pollo

La familia Mineti la empleó como atracción en los circos, pero como ahora no se pueden utilizar, la tienen como un animal doméstico, eso sí, con los cuidados específicos que necesita. «Come bandejas de pollo de cinco kilos. Hay que calentar la carne en agua hirviendo y dársela. Durante un mes se puede comer cuatro bandejas, veinte kilos». Eso sí, «no puede comer siempre muerto, necesita algún animal vivo, como un pollito, para que no tenga problemas en la piel». Los Minetti se marcharán de Sarria para volver al circo: «Es nuestro modo de vida, de un lugar para otro, somos equilibristas de rulos, y vamos a continuar con nuestro trabajo», explica Andrew.

¿Tenemos una pitón en el cámping?

Llevar un ofidio de gran tamaño a una instalación hostelera es legal si cumple la normativa y tiene su documentación

A finales del pasado mes de julio se desató cierta alarma en un cámping de la Provincia de Lugo porque en una de las parcelas había una caravana dentro de la cual habitaba una animal de compañía poco frecuente: una serpiente pitón albina, de 4,5 metros de largo y varias decenas de kilos de peso. El propietario, que prefirió no revelar su identidad ni la del cámping, para no perjudicar la imagen de su instalación, aceptó sin embargo contar los detalles de la situación vivida, que le puede ocurrir a cualquier colega, porque la caravana de un campista no se puede registrar cuando entra. Y además, normalmente, los usuarios de estas instalaciones tienen derecho a viajar con sus animales de compañía. Y esa era la condición que tenía la pitón albina que provocó un revuelo en el mencionado cámping lucense.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La pitón ya se marcha de Sarria