Más de 1.400 personas velan contra los incendios forestales en Lugo

La provincia lucense es la de mayor superficie forestal de toda la comunidad

Lugo es la provincia con más superficie forestal ocupada
Lugo es la provincia con más superficie forestal ocupada

lugo / la voz

Desde el 1 de julio y hasta el 30 de septiembre Galicia está en el considerado nivel alto de riesgo forestal. Esto supone que en la provincia de Lugo habrá 1.411 efectivos operativos para combatir los incendios, según recoge el Pladiga, el Plan de prevención e defensa contra os incendios forestais de Galicia.

La provincia de Lugo está dividida en cinco distritos forestales. El de Lugo-Sarria, el de Terra Chá, el de Fonsagrada-Os Ancares, el de Terra de Lemos y el de A Mariña lucense. En ellos se despliegan varias decenas de brigadas forestales (autonómicas, municipales y con colaboración de los GES, grupo de emergencias supramunicipales) que cubren las 657.586 hectáreas de superficie forestal que hay en la provincia, la mayor de Galicia.

Del total de efectivos, 546 son bomberos (entre oficiales, conductores y bomberos forestales). A ellos se suman otros 124 que pertenecen a los parques comarcales y municipales que hay en la provincia y que pueden intervenir también cuando es preciso. Agentes forestales, por ejemplo, hay 54 operativos, y a ellos se suman 18 agentes territoriales y 34 más zonales. El número de vigilantes fijos asciende a 62, mientras que los emisoristas superan los 40. Entre todos, y con la participación de muchos otros implicados que van desde los jefes de distrito a los mecánicos, pasando por los peones, dan forma a un entramado que cada año se enfrenta a los incendios forestales que, con mayor o menor virulencia, se registran en la provincia.

Médios aéreos participan en la extinción de un incendio
Médios aéreos participan en la extinción de un incendio

 A nivel de medios materiales, la Xunta, según recoge el Pladiga, tiene operativos en el territorio lucense dos aviones de carga en tierra, un helicóptero medio, uno ligero y uno de coordinación. A nivel terrestre dispone de 37 motobombas y cuatro vehículos de maquinaria pesada. Además, los ayuntamientos cuentan con 31 motobombas más, 14 son de los GES, y los parques comarcales y municipales disponen de otras 14.

Todos estos medios estarán en funcionamiento hasta el 30 de septiembre. En toda la comunidad, y basándose en los datos de la última década, la mayor actividad incendiaria se concentra en dos tramos. Uno es entre finales de febrero y mediados de abril, y el otro entre las semanas 26 y 43 del año, es decir, entre finales de junio y mediados de octubre, cuando el monte está más seco.

 Catorce de las 44 torres de vigilancia fijas de Galicia están en Lugo

En Galicia los medios de control y extinción de incendios cuentan con 44 torres fijas de vigilancia desde las que realizan labores de observación. De ellas, 14 se encuentran en territorio lucense. Están en: Meira (Serra de Meira), Guitiriz (Santa Cruz, en Parga), Samos (Oribio), Guntín (Meda, en San Cibrao), Ribas de Sil (Amoá, en Peites), Monforte (Marroxo), Chantada (Faro), Navia de Suarna (Tesón, en Barcia), dos en A Fonsagrada (Muradal y Valdemadeiro), Cervantes (Busmaior, en Santalla), Becerreá (Masmada), Viveiro (Penedo do Galo) y una en Trabada (Picato).

Un total de 22 municipios están considerados zonas de alto riesgo

De los 313 ayuntamientos que integran Galicia, 119 están considerados zonas de alto riesgo de incendio forestal, es decir, áreas en las que la frecuencia o la virulencia de los incendios y la importancia de los valores amenazados obliga a establecer medidas especiales de protección.

Dentro del territorio lucense, hay más de una veintena de municipios que tienen esta consideración. En la Terra Chá son Vilalba, Guitiriz y Cospeito. También son zonas de alto riesgo Lugo, Sarria, Palas de Rei, Guntín, Friol, Becerreá, Navia de Suarna o A Fonsagrada. Y lo mismo sucede con Monforte, Taboada, Chantada, Monterroso, O Saviñao, Carballedo, Bóveda, O Incio, Quiroga, Ribas de Sil, y Cervantes.

Un incendio registrado en Cervantes
Un incendio registrado en Cervantes

Más allá de la calificación de los municipios, el plan de prevención y extinción del 2020 dispone en la provincia de Lugo de seis bases para medios aéreos. Son la de Reboira, situada en A Fonsagrada y válida para aviones ligeros, aunque funciona como alternativa; la del aeródromo de Rozas, también para aviones ligeros; y la de Doade, en Sober. A mayores, en Becerreá, Portomarín y Marroxo (Monforte) se sitúan bases de helicópteros. En la de Marroxo, por ejemplo, tiene su sede una brigada de tierra y otra helitransportada.

Puntos de agua

En toda la comunidad se cuentan 801 puntos en los que es posible que los medios aéreos se abastezcan de agua. En la provincia de Lugo se encuentran 206. Concretamente, en el distrito de Lugo-Sarria dispone de 54, en Terra Chá son 41, en el área de Fonsagrada-Os Ancares cuentan con 41, en Lemos son 58 y en A Mariña, 12.

Los montes en manos privadas suponen el 67 % de la superficie en la provincia

La propiedad del monte forestal lucense está principalmente en manos privadas. Así lo reflejan los datos que maneja la consellería de Medio Rural, que en su plan de incendios para el año 2020 recoge las superficies y el régimen de titularidad de toda la comunidad.

La provincia de Lugo es la de mayor superficie forestal de toda Galicia con un total de 657.586 hectáreas. Le siguen Ourense con 577.553, A Coruña con 502.486 y Pontevedra, que contabiliza 297.160.

Radiografía del monte lucense
Radiografía del monte lucense

Del total de la superficie forestal ocupada en la provincia lucense, el 67 % es privada. Concretamente, son 441.821 las hectáreas que se definen como montes privados, mientras que los montes en mano común ocupan 206.901. Los montes de utilidad pública apenas tienen presencia en Lugo, donde solo se contabilizan 150 hectáreas bajo esta denominación, todas ellas en el distrito forestal de Fonsagrada-Os Ancares. Bajo el epígrafe de otros montes de utilidad públicos se esconden casi 9.000 hectáreas de terreno.

El distrito de A Mariña es el área que mayor superficie forestal tiene ocupada en la provincia, con más de 146.000 hectáreas plantadas -en su mayoría de eucalipto-, seguida de la zona de Lemos (139.892) y de la de Lugo-Sarria (138.286). En este distrito cerca de 47.000 hectáreas son de monte en mano común, mientras que 75.000 están en manos privadas.

Ayer, buena parte de la provincia de Lugo estaba en máxima alerta
Ayer, buena parte de la provincia de Lugo estaba en máxima alerta

Riesgo alto de incendio estos días

La mayor parte de la provincia de Lugo, salvo A Mariña, presenta estos días un riesgo de incendio alto. Así lo refleja el mapa de la Xunta que define el riesgo diario en el territorio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más de 1.400 personas velan contra los incendios forestales en Lugo