La Vuelta volverá a Lugo

La capital podría ser la salida de una etapa del 2020 con final en la Ribeira Sacra. Por Galicia discurrirán tres etapas de la ronda del 2020


lugo / la voz

La organización de La Vuelta a España está ultimando el cierre del recorrido del 2020, que se presentará de manera oficial dentro de una semana en un acto en Madrid. El director general de Unipublic, Javier Guillén, ha mantenido en el último mes conversaciones tanto con los máximos mandatarios de la Diputación como del Concello de Lugo, para sondear la posibilidad de que alguna etapa de La Vuelta del próximo año y del 2021, año Xacobeo, los ciclistas pasen por lugares destacados de la provincia lucense.

Hasta el momento se ha confirmado que por Galicia discurrirán tres etapas de la ronda del 2020, cuyo inicio será el 14 de agosto desde la ciudad holandesa de Utrecht. Una es la contrarreloj entre Muros y el Mirador del Ézaro. La otra será una larga etapa con salida de Mos (tierra de Óscar Pereiro, que trabaja con la organización) y en dirección a Puebla de Sanabria, aunque se llegó a barajar la posibilidad de ir hacia el puerto de Ancares. Aun así sería una etapa de más de 240 kilómetros, algo inusual en La Vuelta en septiembre, con lo que está por concretar. Faltaría una tercera etapa gallega, ya confirmada por la Ribeira Sacra, y cuyo final fue pactado la semana pasada por Guillén con el presidente de la Diputación de Ourense, José Luis Baltar. Precisamente el inicio de esta etapa por la Ribeira Sacra y con final en la provincia ourensana sería desde Lugo capital.

La dirección de La Vuelta, que ya mantuvo contactos en el pasado con el anterior presidente de la Diputación, Darío Campos, aunque no llegaron a fructificar, quedó contenta -tanto a nivel deportivo, como económico como de seguimiento- del paso de La Vuelta por la provincia de Lugo, especialmente con el gran número de público en la capital, el terreno montañoso y el paisaje de la Ribeira Sacra y con el coloso de Ancares. 

Puerto de Ancares

Precisamente la cima gallega que linda con León estuvo de nuevo sobre la mesa de la dirección de La Vuelta cuando se perfiló el recorrido la pasada primavera. Unipublic tenía clara una contrarreloj sobre el Ézaro (la influencia y el consejo de Ezequiel Mosquera sobre los organizadores de La Vuelta tuvo mucho que ver), por lo que también se barajó que Ancares regresase a la ronda ciclista tras el espectáculo del 2014.

Pero al parecer los compromisos adquiridos por Unipublic con otras cimas asturianas y leonesas, como La Farrapona y El Angliru, hicieron descartar la subida a Ancares, lo cual no significa que se deje para futuras ediciones, como por ejemplo la del 2021, donde Galicia tendrá una presencia considerable. También la dirección de La Vuelta barajó para este año, o el que viene, una etapa completa del Camino Francés, con salida de Villafranca del Bierzo, pasando por O Cebreiro, Samos, Sarria y dirección a Compostela. Esta etapa iría precisamente pegada a la de Ancares, donde hay voces que piden que sea un puerto de paso, como los del Tour, y el final se haga en el Bierzo, tras paso por Lumeras.

Salvo sorpresa y cambios debidos a la reestructuración de las distancias de las etapas, está casi segura la salida de una etapa desde Lugo en dirección a Ourense, atravesando municipios del sur lucense. Las etapas gallegas serían en la primera semana de septiembre, aunque está por definir el orden. La Vuelta valora, además, la opción de Lugo al contar con la infraestructura hotelera necesaria. Otro aspecto, no menor, que cuida la organización son los guiños a sus patrocinadores, en el caso lucense Carrefour, por no hablar del tradicional puesto de «...Y para comer Lugo», de la asociación de hosteleros lucenses.

De esta forma, la ronda ciclista regresaría a la ciudad cuatro años después de haber sido final de una etapa que se disputó el 24 de agosto, con salida de Viveiro y llegada en San Fernando. Fue una buena oportunidad «para vender» Lugo y la Muralla.

El bum ciclista del puerto de Ancares

suso varela

Que finalmente la cima pertenezca a la provincia de Lugo le abre posibilidades de consolidarse como final de etapa

A nadie se le escapa que detrás de la reciente reclamación por parte de la Diputación de León sobre la ubicación del puerto de Ancares (1.669 metros de altitud) estaba la gloria de administrar un tesoro, «un luxo», como señala Manuel, veterano hostelero de Piornedo. Fue a principios de este siglo cuando varios aficionados pusieron en conocimiento de los directivos de La Vuelta las cualidades que tiene este puerto, desconocido para el gran público pero admirado por los cicloturistas: dispone de varias vertientes, gran dureza (especialmente por la cara de Pan do Zarco), posibilidad de enlazarlo con otras subidas de la zona y un paisaje hermoso.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Vuelta volverá a Lugo