La Galicia donde el cielo es casi siempre gris

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS VILALBA / LA VOZ

LUGO

PALACIOS

Un libro analiza las peculiaridades climáticas de municipios del norte de Terra Chá y de A Mariña

01 dic 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

«Miña terra galega, / donde el cielo es siempre gris». Lo dice la letra de una conocida canción de Siniestro Total. Hay una Galicia que tiene abundantes días de sol, especialmente en verano; pero os que viven en una zona del norte y del nordeste de la comunidad casi podrían apropiarse de la letra y asegurar que la suya es una tierra de cielo casi siempre gris.

Decir que de Ortegal a la ría de Ribadeo, con la zona montañosa del norte de la Terrá Chá como frontera por el sur, se sitúa la Galicia más húmeda y menos soleada puede sonar a tópico, pero basta una pequeña atención a la información meteorológica para corroborarlo. Ahora, además, acaba de publicarse un libro, Os tempos e o clima en Galicia, que recoge y explica datos del clima de esa parte de la comunidad en donde el sol no alcanza la intensidad de las Rías Baixas o de la comarca de Lemos.

Abadín, por ejemplo, sobresale como el municipio gallego con más días de lluvia al año: las dos estaciones meteorológicas del concello -situadas en A Fraga Vella, a 589 metros de altitud, y en Labrada, a 641- registran de media, respectivamente, 230 y 216 días de precipitaciones al año. Un día de lluvia es aquel en el que se registra una precipitación de al menos 0,1 litros por metro cuadrado en 24 horas, como explica Alberto Martí, profesor de Xeografía Física de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) y uno de los autores de la citada obra. El meteorólogo Juan Taboada, el periodista de La Voz de Galicia Xavier Fonseca y el profesor de la USC Dominic Royé, que imparte la misma materia que Marí, son los restantes autores.