Leche Río continuará sin cambios dirigida por el mismo consejo de administración

En lugar de los cinco integrantes actuales, seguirán cuatro tras el fallecimiento de Jesús Lence


Lugo / La Voz

El consejo de administración del Grupo Leche Río envió un mensaje de tranquilidad a sus empleados y proveedores tras el fallecimiento la pasada noche de su propietario, Jesús Lence. La empresa seguirá adelante sin cambios y dirigida por el mismo consejo de administración, con la única ausencia del fundador. En vez de los cinco integrantes actuales, serán cuatro los miembros del consejo. 

Aunque Lence, empresario hecho a sí mismo, había dirigido de forma personalista sus empresas, hace más de un año, y empujado por su enfermedad, constituyó un consejo de administración puramente profesional que ha llevado las riendas desde entonces. El consejo está integrado por dos de sus hijos, además de por Aída Canto Veiga, química que lleva treinta años formando parte de la empresa, y mano derecha de Lence, y por Jesús García, ingeniero agrónomo lucense que entró a formar parte de Leche Río hace quince años y que se incorporó hace más de un año al consejo de administración del grupo. 

Desde el consejo de administración de la firma recordaron que Leche Río se trata de una empresa familiar que continuará siéndolo tras el fallecimiento de Lence. El industrial tuvo en los últimos años numerosas propuestas para vender la empresa, pero las desechó todas, ni siquiera quiso escucharlas. Su intención era que Leche Río siguiese siendo una empresa de capital exclusivamente gallego y el consejo de administración tiene claro que respetará su filosofía.

Velatorio y funeral 

Jesús Lence falleció en la noche del viernes en Polusa y esta tarde a las 17 horas su capilla ardiente se abrirá en el tanatornio Serfuja, en As Gándaras, dado que una de sus hijas está viajando desde Estados Unidos. El empresario será incinerado allí y su funeral tendrá lugar este lunes a las 18 horas en la iglesia A Nova. Independientemente de que se pueda celebrar alguna misa de carácter más reservado a lo largo del domingo para que muchos de los empleados puedan asistir, dado que las plantas lácteas detener su producción. La empresa informará.

Jesús Lence, un hombre «inquieto y peleón»

miguel cabana

Nacido en Castroverde en 1940, Jesús Lence se encontró con el camino del éxito a temprana edad a partir del aserradero propiedad de su familia

El empresario lucense Jesús Lence, propietario de Leche Río, Leyma y de otras empresas de los sectores de hostelería, inmobiliaria y carburantes, falleció en la noche de ayer a los 78 años. El óbito ocurrió sobre las diez y media de la noche en el centro hospitalario Polusa, donde había ingresado en los últimos días de esta semana debido a un empeoramiento de su estado de salud.

Lence llevaba más de un año luchando con una enfermedad tumoral que le había obligado a realizar diversos tratamientos pero a pesar de la cual había seguido trabajando y dirigiendo su grupo de empresas. Sin embargo, en las últimas semanas su estado de salud le había aconsejado descansar y crear un patronato ya que él había sido un empresario de trabajar prácticamente todos los días de año.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Leche Río continuará sin cambios dirigida por el mismo consejo de administración